MISIÓN IMPOSIBLE (1966-1973)

A la memoria del recientemente fallecido Peter Graves.

Buenos días señor Phelps…su misión, si decide aceptarla es…Si cualquiera de los miembros de su equipo es capturado o herido, el Secretario negará cualquier conocimiento del asunto. Este mensaje se autodestruirá en cinco segundos. Buena suerte, Jim.”

Ese era invariablemente el comienzo de cada episodio de la magnífica serie Misión Imposible durante las siete temporadas que se emitieron desde el año 1966 hasta 1973, en que se retiró su emisión. La secuencia inicial nos mostraba al líder de la Impossible Mision Force acudiendo a algún lugar público (un parque, una playa, un aparcamiento, un edificio en construcción) donde se encontraba oculta la grabación donde se contenía la descripción de los hechos y de la misión a realizar por el equipo que lideraba Jim Phelps (interpretado por el recientemente fallecido Peter Graves). Aunque el mensaje habitualmente se autodestruía, lo cierto es que en algún que otro capítulo era el propio líder quien debía hacerlo desaparecer, lo que ocurría en alguno de los escasos capítulos en que la grabación indicaba “Por favor, destruya esta grabación de la manera habitual”. Conocida la misión, Phelps se desplazaba a su vivienda, donde echaba mano de una carpeta con las fichas de los miembros de la Fuerza Misión Imposible, aunque siempre utilizaba a los mismos integrantes: el genio de la electrónica Barney Collier (Greg Morris) capaz de realizar las más increíbles actuaciones utilizando como único arma la electricidad; Rollin Hand (Martin Landau) un actor capaz de metamorfosearse en cualquier ser humano merced a su prodigiosa habilidad con el disfraz y con su innata facultad para imitar cualquier tipo de voces; la femme fatale, Cinnamon Carter (Barbara Bain, por entonces casada con Martin Landau); y, por último, Willy Armitage (Peter Lupus), quien a diferencia de los anteriores destacaba más por su potente figura y su fuerza física. Ese pequeño equipo de cinco personas lograba culminar con éxito todas las misiones que se le encomendaban merced a la utilización de estrategias sumamente complejas que implicaban varias tramas y subtramas que debían encajarse con la precisión de un mecanismo de relojería. Si bien es cierto que durante las primeras temporadas las misiones tenían casi siempre lugar fuera del territorio estadounidense, en países bien al otro lado del telón de acero o bien alineadas políticamente con el bloque soviético, en las dos últimas temporadas el grupo pasó a realizar tareas en el seno de los propios Estados Unidos, tareas que las fuerzas del orden habían sido incapaces de realizar “con los medios convencionales”. Y así, la Fuerza Misión Imposible era capaz tanto evitar que el jefe militar de un país africano amañase unas elecciones que forzasen su nombramiento como primer ministro, como de persuadir al presidente de una pequeña nación de que su primer ministro lo estaba traicionando (haciéndole creer a este último que había sufrido un accidente de tren y el presidente había muerto) como de liquidar un cartel mafioso de la manera más absolutamente extravagante. Una magnífica serie que tenía su encanto, y a lo largo de cuyos episodios desfilaron actores como George Sanders, Lloyd Bridges, Anthony Zerbe, Jack Cassidy, Martin Sheen, Harold Gould y tantos y tantos otros. La serie revivió a finales de los ochenta en dos breves temporadas, donde Peter Graves retomaba su papel de Jim Phelps, a quien se sacaba del retiro cuando su sucesor al frente del equipo era asesinado en el primero de los capítulos de esta nueva serie que se emitió durante los años 1988 a 1990. En esta nueva singladura los mensajes donde la misteriosa voz describía a Phelps la misión ya no se realizaban en soporte cassete, sino en un pequeño disco digital. Y, entre los miembros del nuevo equipo se encontraba el hijo de Barney Collier, Grant (quien, curiosamente, era interpretado por Phil Morris, el hijo de Greg Morris). El intento de resucitar la fórmula que tanta gloria diera en los sesenta no tuvo el éxito esperado.

Y es que, como acertadamente se indica en la caja que contiene los siete discos que en formato DVD integran la primera temporada de la serie y que recientemente han salido al mercado, “Nada brilla tanto como el original”. De ahí que recomendemos a los lectores de este blog que, en uno de esos fines de semana lluviosos en los que dispongan de algunas horas durante la tarde, se pasee por alguno de los episodios de las primeras temporadas de esta magnífica serie televisiva. No le decepcionará.

Un par de datos adicionales. Curiosamente Jim Phelps no fue el primer líder de la Fuerza Misión Imposible. El primer líder fue Dan Briggs (interpretado por Steven Hill), quien al parecer ya había desempeñado ese puesto con anterioridad, puesto que en el episodio piloto la voz finaliza el mensaje expresando un deseo “Espero que sea un feliz regreso, Dan. Ha pasado tiempo”. Aunque en el primer episodio de la segunda temporada ya es Jim Phelps quien recoge el casete con la misión, ninguna explicación se dio a la ausencia de Briggs. La realidad es que Steven Hill, judío ortodoxo, se negaba a trabajar durante los sábados, razón por la que no le fue renovado el contrato (Hill interpretaría posteriormente durante diez temporadas consecutivas, desde 1990 hasta el año 2000, al fiscal Adam Schiff en la serie Ley y Orden). El segundo dato curioso es que Peter Graves rechazó interpretar a Jim Phelps en la pésima adaptación cinematográfica que tuvo lugar en 1996 y que protagonizó Tom Cruise. Graves no tuvo reparos en manifestar públicamente que le desagradó profundamente el tratamiento que el film daba al personaje de Phelps. Recuerdo haber leído una entrevista en la que Graves manifestaba que podía haberse rodado una escena inicial o incluso que un personaje leyese una carta de Phelps diciendo a su equipo “me he retirado”, pero en modo alguno hacer que actuara como actuó en el film; o por lo menos que no se le llamara Phelps. No en vano, Graves siempre manifestó que veía a Jim Phelps como un patriota.

Para finalizar, les ofrezco los minutos iniciales del primer episodio de la segunda temporada, la primera misión asignada a Jim Phelps como jefe del IMF.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s