ABOGADOS: COLEGIADOS DE PRIMERA Y DE PRIMERA REGIONAL.

La tarde noche de ayer quien suscribe se encontraba en la mesa de un café con uno de sus mejores amigos, colegiado no ejerciente en el Colegio de Abogados de Gijón y asiduo asistente a este foro. Me comentaba, entre dolido e indignado, si yo recibía algún tipo de información acerca de las actividades que realizaba el colegio, pues su único contacto con dicho ente era el recibo que con precisión cronométrica cada tres meses le pasaba dicha entidad. Se preguntaba este amigo si es que su dinero no era tan válido como el que más, o si es que estaba sufriendo algún tipo de marginación o de “vendetta”. Le prometí a mi amigo y compañero que me haría eco de su queja, y a la injusta situación que vive dedico este post.
En un post anterior, ya me hacía eco de mi pensamiento sobre los colegios profesionales y en el manifestaba su caracter de entidades absolutamente supérfluas y prescindibles. Pero los comentarios de mi amigo me da pie a expresar en voz alta las siguientes reflexiones:
1) Las categorías en el colegio de abogados no son la de letrado ejerciente y no ejerciente, sino la de colegiados de primera y de primera regional. En efecto, que a un ciudadano que paga religiosamente (y con gran dolor de su corazón) la cuota trimestral no se le ofrezca el más mínimo servicio nos da una imagen de a qué tipo de sociedad nos enfrentamos.
2) El desprecio absoluto que siente el colegio por algunos de sus miembros, a quienes ningunea (no se sabe si con carácter consciente o inconsciente).
3) Las actividades que realiza la corporación jurídica (ya de por sí escasas y de calidad más que discutible) se sustraen del conocimiento de algunos de los colegiados. En el caso que nos ocupa, el humilde redactor de estas líneas ha informado en ocasiones a su amigo de la existencia de alguna jornada informativa, encontrándose con que éste se encontraba en una situación de desinformación total.
4) Efectivamente, esto nos cuestiona si hay dinero y “dineros“, personas y “personas“.

En cierta ocasión, y en una de las jornadas organizadas por el colegio de abogados, había escasamente treinta personas apuntadas, pero nos encontrabamos con que los asistentes superaban dicha cifra y, ¡Oh casualidad, casualidad! ese público “extra” lo integraban varias personas cuyos rostros y adornos pilosos vienen monopolizando la faz colegial durante los últimos quince años. “Desengáñate, somos los únicos que pagamos el curso“, me decía mi compañero. Mucho me temo que tenía toda la razón.

Anuncios

6 comentarios el “ABOGADOS: COLEGIADOS DE PRIMERA Y DE PRIMERA REGIONAL.

  1. Ante la alusión de mi amigo Monssieur y como damnificado de la discriminación colegial, suscribo integramente su post.

    Parece ser que sólo los colegiados asiduos a las dependencias de la corporación (Secretaría, biblioteca, Escuela de Práctica Jurídica, etc.) tienen acceso a la información sobre las actividades de nuestro Colegio. Quizás haga falta hacer amistad con algún miembro de su órgano de gobierno o de la “familia” de jovenes abogados, para poder enterarte y estar al corriente del día a día de la Corporación y saber entre otras cosas en qué se gastan nuestros dineros.

    Mientras tanto, nos queda contemplar como nuestros “discretos” compañeros se convierten en abogados mediáticos y esperpénticos, que se pasean encantados de conocerse y reclamando la presencia de “luz y taquígrafos” para exhibir sus mafiosos o desaliñados “looks”sin ningún decoro y vergüenza.

    Y es que ya se sabe quien no hace ruido, no se le oye!!!!

  2. Amigo encarnado, me alegro de que hayas decidido a compartir tus experiencias en este blog, aunque confieso que este post se redactó teniendo en mente tu experiencia. No es de recibo este comportamiento colegial que demuestra, una vez más, que la oligarquía y caciquismo denunciados hace más de un siglo por Joaquín Costa no ha desaparecido de este nuestro país. En efecto, como decía en mi intervención inicial, las mismas caras llevan casi quince años pululando por el colegio. En cuanto a lo de en qué se gastan nuestros dineros, mejor no hacer comentarios, porque si lo hacemos igual destapamos alguna que otra sorpresa.
    Suscribo íntegramente el segundo párrafo de tu post, e incluso me aventuro a ofrecer una explicación a ese tipo de comportamiento. Ese hecho me trae a la memoria una escena de la gran película de George Cukor “My fair lady”. En una de las escenas, el profesor Higgins acude (con frac y pajarita y con el cabello engominado y peinado a raya) a un baile en la embajada. Allí se encuentra a un discípulo suyo, que llevaba el pelo largo y despeinado. Cuando Higgins le preguntaba a su antiguo alumno por qué no se recortaba el pelo, éste le decía textualmente “Es que yo no tengo su porte y su prestancia. Si me recortara el pelo nadie repararía en mí”.
    He dicho.

  3. Como colegiado propongo a todos lo que se sientan discriminados, marginados y ninguneados, por el Ilmo. Colegio, acudan asiduamente a sus dependencias provistos de toga y birrete en la cabeza. Seguro que no pasariamos desapercibidos!!!!!!

  4. Hombre, pues no está mal la idea. No obstante, más que con birretes lo ideal sería acudir a los Tribunales provistos de esas maravillosas pelucas blancas y rizadas que llevan los letrados ingleses. Seguro que llamaríamos la atención y más de alguno se alegraría de disimular así sus entradas y otros muchos de ocultar la escasez de su cabello natural.

  5. Claro que no paso por el Colegio, porque los servicios que me presta son mínimos y sus dependencias rayan en la cutrez. Si usted lee atentamente el artículo verá que en el mismo digo que no soy yo quien sufre esa situación, y prueba de ello es que las líneas iniciales de esta intervención dejo bien claro que es un amigo mío, asiduo interviniente en este foro y colegiado no ejerciente, quien fue sujeto pasivo de la situación objeto de denuncia.
    De todos modos, vaya o no vaya por el colegio, mientras pague religiosamente mis cuotas tengo todo el derecho del mundo a la crítica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s