LA NUEVA PORTAVOZ POPULAR. ¡ZAPLANA, TE ECHAREMOS DE MENOS!

Cuando a mediados del siglo XIX Isabel II dio a luz a la primera de sus hijas en un parto que se prolongó la mayor parte de la noche, cuentan que el anciano general Castaños, vencedor de Bailén, dijo “Carajo, toda la noche y parió hembra”. Algo parecido ocurrió en el Partido Popular, donde tras un larguísimo parto que se prolongó una semana, y tras haberse autodescartado Zaplana como candidato a portavoz del grupo parlamentario, el señor Rajoy otorgó dicho puesto a Soraya Sáenz de Santamaría.
Creo que es un error prescindir de Zaplana (pues me da la impresión de que, por encima de la imagen que se ha dado al público de una decisión personal de no repetir como portavoz, se encubre una decisión de RAjoy de no contar con él). Es evidente que en esta legislatura el portavoz del Partido Popular va a tener que lidiar con primeros espadas y va a tener que hacer frente a duros ataques y a negociaciones realmente peliagudas. Zaplana demostró ser una persona adecuada para dicho cargo, y desearía equivocarme, pero no creo a Soraya apta para dicho puesto, y no precisamente porque sea mujer. Hay quien dice que los populares deberían renovarse tras la derrota de 2004 y de 2008 (especialmente entre las filas del PSOE), pero recordemos que el portavoz del gobierno del gal y de la corrupción en 1993, parlamentario socialista tras la derrota de 1996, apostó en las elecciones del 2000 por Almunia (por cierto, que en la campaña electoral de dicho año cuando un periodista le preguntó a quien querría parecerse contestó “yo, a Almunia”), y la victoria del PP por mayoría absoluta en 2000 no impidió a don Alfredo ser el portavoz parlamentario socialista en 2004, hasta que fue premiado con el ministerio del interior. Para lidiar con Alonsos y Pepiños hace falta un primer espada, un experto en el arte de esquivar acometidas ajenas y dar certeras estocadas al adversario, algo que yo veía en Zaplana y no veo en Soraya. En fín, el tiempo nos dirá si esta opinión mía es errónea o se verá confirmada por los hechos.
Por cierto, un hecho curioso. Desde la dimisión de Maura en 1922, España no ha tenido un presidente con barba. Y recordemos que en las últimas elecciones democráticas, los candidatos que ostentaban dicho adorno facial (Almunia, Rajoy), no han tenido precisamente buenos resultados. Así que, Mariano, o te afeitas o a cambiar de candidato.
Y a Eduardo Zaplana, decirle que le echaremos de menos, que el Partido Popular pierde un valiosísimo servidor y un magnífico portavoz. Le echaremos de menos.

Anuncios
de Monsieur de Villefort Publicado en Política

2 comentarios el “LA NUEVA PORTAVOZ POPULAR. ¡ZAPLANA, TE ECHAREMOS DE MENOS!

  1. Como buen encarnado, ma alegro mucho del nombramiento de la dulce imagen de “Rajoy con faldas” que representa el nombramiento de Soraya. Máxime si va en detrimento del rancio cuyo fondo de armario tiene aroma de naftalina.

    Por cierto, Sr. Monssieur, si bien no hubo ningún presidente con barba desde 1922, sin embargo sí hubo uno con adorno piloso, nefasto por cierto.

    Adivina quién es? Si no es así, vayase Sr. Monssieur!

  2. Primero. ¿Aroma de naftalina? Repasemos: De la Vega (Secretaria de Estado de Justicia con el Biministro Belloch en 1995; sí, hombre, sí, el que atrapó a Roldan presuntamente en Laos); Rubalcaba (portavoz del gobierno del GAL de 1993 a 1995 y portavoz socialista de 2004 a 2006); Solbes (el mismo que nos llevó a que en 1995 España no cumpliese ni uno de los requisitos de convergencia con Europa), el camarada Diego (el tránsfuga de Izquierda Unida) y Bono (el eterno cacique castellanomanchego; sí, hombre, sí, ese que dijo en su día que le “habían agredido”, el que dijo que se dejaba la política para dedicarse a la familia -debe ser que la familia le abandonó como el desodorante o ya considera que les dedicó el tiempo que debía-). Eso no huele a naftalina, sino a tumba egipcia con momia incluida (que parece ser va a repetir en la vicepresidencia).
    No hubo ningún presidente con barba, por lo tanto el dato en cuestión era y es correcto. En cuanto a presidentes con adorno piloso, le recuerdo que sí hubo, y varios (por ejemplo, don Alejandro Lerroux en 1934, el Caudillo, que acumúló al cargo de Jefe de Estado el de Presidente de Gobierno hasta 1973 y don Carlos Arias Navarro desde 1974 a 1976). En cuanto al presidente “con adorno piloso” (no sé si exigirle a usted derechos de autor por utilizar la misma expresión que un servidor utilizó en mi anterior post sobre el colegio de abogados) evidentemente tuvo mucha mayor talla moral y gubernamental que el traidor nieto de traidor (si no se acuerda del romancero, nuestro actual dirigente debe sentirse retratado en aquellos versos de “Llámase Velldio Dolfos/hijo de Dolfos Vellido/cuatro traiciones ha hecho/y con esta serán cinco”).
    Por último, cuando el PSOE, los nacionalistas, y las terminales mediáticas de dichos partidos (TV1, Tele5, La “Secta”, e incluso “El País” y “Público”) se muestran favorables. En cierta ocasión, Fraga le dijo al Caudillo que la prensa extranjera llevaba una semana sin criticar a España, y la respuesta de don Francisco fue tan clara como acertada: “Algo estamos haciendo mal, Frava. Averíguelo”. ¿Cómo no van a estar alegres y ufanos toda esa caterva de pepiños, rubalcabas y similares cuando tienen enfrente a alguien que no les va a durar un asalto? ¿A quien van a preferir, a un espadachín consumado o a un aprendiz de academia?
    Por cierto, amigo encarnado, me consta que eres aficionado al cine y que habitualmente sueles seguir mis recomendaciones. Pues un consejo: si puedes, mira la gran película “Scaramouche”, protagonizada en 1952 por Stewart Granger y basada (muy lejanamente) en la novela homónima de Rafael Sabatini. En varias secuencias, un grupo de nobles de la Asamblea Nacional francesa de 1789 insultaban a miembros del tercer estado para que éstos los retasen y, en el consiguiente duelo, los burgueses (sin formación alguna en esgrima) resultasen muertos. Cuando en sustitución de uno de los difuntos se nombró a un diputado que dominaba el arte de la esgrima ¿Cómo crees que se lo tomaron los representantes de la aristocracia? Pues a aplicarse el cuento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s