ADIOS PARA SIEMPRE A CHARLTON HESTON.

Charlton Heston

A los ochenta y cuatro años, y tras una enfermedad degenerativa que le mantenía apartado desde el año 2002, ha fallecido el actor Charlton Heston, uno de los grandes actores del cine de aventuras.
Uno de sus primeros papeles en el cine, bajo las órdenes del gran Cecl B. de Mille, fue el de rudo director de circo en “El mayor espectáculo del mundo“, donde coincidía con un James Stewart que pasaba toda la película bajo una gruesa capa de maquillaje. Otro de sus iniciales escarceos en la gran pantalla fue en la hoy olvidada “El secreto de los incas“, donde su atuendo sería plagiado tres décadas más tarde por otro aventurero, Indiana Jones.
Pero, sin duda alguna, son sus papeles en las grandes superproducciones aventureras las que nos evocan la imagen de un Charlton Heston compitiendo en una reñida carrera de cuádrigas con Stephen Boyd en “Ben Hur“; las que nos muestran a un veterano militar estadounidense enamorado de una bellísima Ava Gardner en el sitiado Pekín de 1900, bajo un inminente ataque boxer a la ciudad de las legaciones europeas lideradas por el exquisito caballero que siempre fue David Niven; las que nos retrotraen a nuestro pasado medieval para verle caminar en “El Cid” al lado de Sofía Loren por las llanuras de la inmensa Castilla en busca de un paraíso en la región valenciana, lo que le llevó a la preciosa ciudad de Peñíscola (donde, por cierto, el propio Heston acudió en 1991 para celebrar el tricentenario de la pékícula); la que nos muestran a un Heston maldiciendo a la raza humana y a las guerras frente a las ruinas de la estatua de la libertad en “El planeta de los simios”; las que nos muestran al rudo capataz de rancho peleándose con el caballero de ciudad magistralmente interpretado por Gregory Peck en “Horizontes de grandeza“; las que nos evocan las legendarias peleas con el belicoso papa Julio II (al que dio vida otro gran actor británico, Rex Harrison) e “El tormento y el extasis“. Son tantos y tantos títulos (“Cuando ruge la marabunta“, “El señor de la guerra“, “Mayor Dundee“, “Aeropuerto 1975“, “Terremoto” -donde volvió a coincidir con Ava Gardner-) “Mentiras arriesgadas“, sin olvidar sus cameos en films como “Hamlet” (de Kenneth Branagh) “Tombstone“, o intervenciones en series como SeaQuest, Camino de Santiago o Los Colby.
No podemos dejar de lado su faceta política. Defensor incondicional del partido republicano, fue miembro de la poderosa Asociación Nacional del Rifle, que es partidaria del libre comercio de armas bajo el amparo de la Segunda Enmienda a la Constitución.
No era Heston, ciertamente, uno de los grandes intérpretes (al estilo de un James Mason, Henry Fonda o Laurence Olivier), como tampoco lo era ciertamente Robert Mitchum. Pero ambos tenían algo en común: sabían como dirigirse a las cámaras, captar la atención del espectador y llenar la pantalla con su sola presencia.
Descanse en paz.

Anuncios
de Monsieur de Villefort Publicado en Cultura

2 comentarios el “ADIOS PARA SIEMPRE A CHARLTON HESTON.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s