¿ES DIOS? NO: ES GARZÓN

Los internautas que el día de hoy hayan accedido a las noticias de yahoo habrán tenido la oportunidad de leer la siguiente noticia: “Garzón investiga a fondo sobre las víctimas de la Guerra Civil” (http://es.noticias.yahoo.com/rtrs/20080901/tts-espana-guerracivil-garzon-ca02f96.html), donde, entre otras cosas, se dice que: “Garzón está investigando para determinar si es competente en las denuncias presentadas por varias asociaciones de recuperación de la memoria histórica y particulares respecto a muertos y desaparecidos durante el conflicto armado (1936-39) y los primeros años del régimen de Francisco Franco. En la providencia con fecha 28 de agosto, conocida el lunes, se dirige primero a las asociaciones y particulares para que informen sobre las exhumaciones de víctimas que se estén llevando a cabo o se vayan a practicar para que puedan ser controladas por su juzgado.” Aunque ciertamente este peculiar “juzgador” nos tiene acostumbrados a comportamientos absolutamente chocantes, las payasadas de este bufón del mundo jurídico desbordan la capacidad de sorpresa de cualquier persona, pues parece que la competencia del juzgado cuya titularidad ostenta han traspasado las fronteras del espacio y del tiempo. Ya no se conforma con juzgar comportamientos acaecidos en territorio de otros países, sino que, quizá considerándose como una especie de emisario del juicio final, ha decidido juzgar comportamientos de nuestro pasado.
La cosa es realmente chocante y tiene su gracia. Hace la friolera de quince años una asociación de familiares de víctimas de la matanza de Paracuellos del Jarama decidieron interponer una querella contra el responsable máximo de la misma, don Santiago Carrillo Solares. La querella, oh, casualidad, casualidad, recayó en Garzón (y quien piense que hubo algún tipo de chanchullo o manipulación en el turno de reparto ¡es un facha!) quien, en el tiempo record de veinticuatro horas archivó la misma (sin dar ni tan siquiera traslado al Ministerio Fiscal). Las razones jurídicas que motivaron el archivo eran tan escuetas como ciertas: Carrillo era beneficiario de la amnistía que el generalísimo había aprobado en 1969 justo en vísperas de la designación de don Juan Carlos como sucesor a título de Rey. Pues bien, parece ser que para el señor Garzón no puede investigarse a Carrillo por la amnistía promulgada en su día por Franco, pero éste no puede beneficiarse del mismo trato. Es lo que se llama igualdad ante la ley. En otras palabras: hay muertos de primera (republicanos) y de segunda (nacionales); los familiares de los primeros tienen todo el derecho a denunciar, impugnar y obtener reconocimiento; los familiares de los segundos bastante tienen con que se tolere su existencia, porque, al fín y al cabo, ¡algo habrían hecho!
Que en un país como el nuestro un magistrado realice bufonadas semejantes sin que el poder judicial intervenga poniéndole en su sitio nos muestra la degeneración en que ha caido el sistema de justicia español. A mayor abundamiento, en varios libros de gran difusión se han vertido sobre el señor Garzón acusaciones que, en el más generoso de los supuestos, le imputan comportamientos que bordean (y en algún caso, podríamos decir que, de ser ciertas, sobrepasan) los muros del Código Penal. Pero no hace falta hacernos eco de dichas fuentes: el propio magistrado se asoma frecuentemente a los medios de comunicación (hablados y escritos) opinando y tomando clarísimo partido en asuntos que, mire usted por donde, se encuentran precisamente en su juzgado para su conocimiento (con lo cual nos cargamos de un plumazo el principio de imparcialidad del juez). Mas, qué importa que un juez sea imparcial: lo importante es que no se salga un ápice de los criterios de lo políticamente correcto. ¡Quien lo iba a decir en quien obtuvo un sobresaliente en la asignatura de “formación del espíritu nacional”!
Y es que al Altísimo le ha surgido un serio competidor para presidir el juicio final: don Baltasar Garzón, Juez Omnipotente ex gratia CGPJ.

TRACA FINAL: Para quien desee comprobar la doble moral de este siniestro personaje que aún por desgracia es miembro integrante del poder judicial (institución ésta que por pura higiene y por un mínimo sentido del decoro debería expulsar a este sujeto de la judicatura,y no sólo por la incompetencia de la que ha dado prueba en un gran número de ocasiones), le aconsejo que acuda al presente enlace y juzgue por sí mismo: http://www.libertaddigital.com/sociedad/la-doble-vara-de-garzon-si-a-investigar-el-franquismo-pero-no-a-paracuellos-1276337643/.

Anuncios
de Monsieur de Villefort Publicado en Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s