YES WE CAN….BUT WE WILL NOT.

grant3

Las elecciones celebradas el primer miércoles de noviembre cada cuatro años en los distintos estados que integran los Estados Unidos de América, que eligen a los compromisarios que a su vez eligen al Presidente, han dado la victoria al candidato demócrata Barack Obama. En el discurso pronunciado por éste en el estado de Illinois (por el cual es senador) ha dicho que el día 4 de noviembre de 2008 confirmaba que el sueño que en su día había inspirado a los padres fundadores aún seguía vigente. Por otra parte, toda la progresía de nuestro país ha cantado loores del candidato del partido demócrata por creer que éste representa el partido de la lucha por la igualdad y los avances sociales, es decir, se identifica a este partido con la izquierda. Craso error.
En primer lugar, si el senador Obama puede ser hoy en día candidato a la presidencia se lo debe históricamente al partido republicano. En efecto, el grand old party nació en 1854 y situó como su ideal base la abolición de la esclavitud, y en la guerra de secesión abogó claramente por la emancipación de los esclavos (en su gran mayoría gente de color) y por reconocerles los derechos civiles, algo a lo que se oponía enconadamente el partido demócrata, que era el más ardiente defensor de la home rule, es decir, de la supremacía blanca, siendo el partido beneficiario político de la violencia de organizaciones como el Ku klus Klan o la white league, que practicaban masivamente la violencia sobre la antigua población esclava para recordarles que, por muy libres que fuesen, aún seguían bajo la dependencia y tutela de sus antiguos “amos”. Hoy, el antiguo defensor de la supremacía blanca ha presentado como candidato a un hombre de color.
Por su parte, el partido republicano, tocado por la crisis económica (no tanto por la guerra, que en el continente americano se contempla con un prisma distinto al europeo) ha presentado como candidato a un senador, antiguo combatiente con una impecable hoja de servicios, pero que no ha podido sacudirse los errores del actual inquilino de la Casa Blanca. En un acto de justicia, el senador Obama ha felicitado al candidato republicano MacCain y ha recordado sus servicios a la nación americana.
Quienes desde nuestro país han coreado las consignas demócratas y han apoyado desde el primer momento a Obama deberían recordar que al otro lado del Atlántico, en los Estados Unidos antes que demócrata o republicano se es, por encima de todo, norteamericano. Por ello, quien ha ultrajado la bandera del país, quien se ha mostrado un aliado tan fiable como Bellido Dolfos, quien de una manera irresponsable ha menospreciado día sí y día también al país ante el cual no duda ahora en humillarse para ser recibido, nada puede esperar de las elecciones celebradas ayer.
Esa es la grandeza de la nación americana. América está por encima de partidismos.
Una lección que en España deberíamos grabarnos a fuego en nuestras mentes.

Anuncios
de Monsieur de Villefort Publicado en Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s