EL RESURGIMIENTO DE ALCALÁ ZAMORA.

alcala-zamora

Saltó a las páginas de los diarios una noticia que a los amantes de la historia forzosamente habrá de llenar de alegría: la recuperación de mas de un millar de documentos del que fuera presidente de la segunda república española, don Niceto Alcalá Zamora y Torres. En su exilio argentino, el que fuera Jefe del Gobierno Provisional y posteriormente presidente de la República manifestó en el prólogo a sus memorias (que rehizo merced a su prodigiosa retentiva) que su vivienda en Madrid había sido saqueada y todos sus documentos, incluidas sus memorias documentadas, habían sido robadas por milicianos (aunque hacía una acusación expresa: nombraba a Santiago Carrillo). Pues bien, gracias a una operación de la Guardia Civil, todo ese impresionante fondo documental ha sido recuperado y sin duda alguna arrojará luz sobre algunos de los episodios cruciales de nuestra historia reciente. Me permito aventurar, aunque quizá me equivoque, que ese fondo no debe contener datos muy favorables a la izquierda empeñada en inventarse un pasado heroico y democrático, y ello por una razón: el poseedor (que no propietario) de los documentos intentó vendérselos a César Vidal por un precio de 60.000 euros. Vidal, tras consultar el asunto con su amigo y colega historiador Fernández Coppel y cerciorarse de que los documentos eran auténticos, denunció los hechos a la Guardia Civil, que montó un operativo destinado a recuperar ese legajo sin ponerlo en peligro y evitando levantar en el vendedor sospechas que quizá hubiesen llevado a éste a destruir la documental. No en vano uno de los documentos recuperados son las actas de las elecciones de 1936 (que quizá deparen alguna sorpresa) y sus memorias mecanografiadas, memorias cuya pérdida aún lamentaba el propio don Niceto intentó reconstruirlas a base de recuerdos desde su exilio bonaerense (por cierto, que en esa edición de las memorias Alcalá Zamora acusaba expresamente del robo tanto a Azaña como a Santiago Carrillo).

Niceto Alcalá Zamora, pese a tener unas grandísimas y elevadas virtudes (una prodigiosa memoria y capacidad intelectual así como  un elevado sentido del deber) tenía, sin embargo, un defecto fundamental que conllevó trágicas consecuencias no sólo en su vida personal, sino en la nación entera: su enorme capacidad de rencor. Sus celos políticos y sus manejos caciquiles provocaron el caos de la segunda república, y la congénita envidia que sentía por Gil Robles (a quien veía como el líder que había logrado acaudillar al centro-derecha español, posición a lo que don Niceto aspiraba y nunca logró alcanzar) le llevó a privarle de la jefatura del gobierno aún cuando la fuerza política que lideraba don José María era la más votada en las Cortes. Su intención de crear, desde el poder y sin base popular alguna un partido de centro que pudiera equilibrar la creciente polarización de la república se saldó en un profundo fracaso. Aunque por tradición y convicción don Niceto pertenecía a la derecha liberal, sin embargo le horrorizaba que le calificasen como tal, de ahí que desplegase una tolerancia con las fuerzas de izquierda que distaba mucho de su proceder con sus correligionarios de la derecha. La izquierda le pagó los favores echándole de la presidencia de la república, un régimen que en buena parte se debía al propio Alcalá Zamora. Y es don Niceto, en buena medida, uno de los grandes responsables en la creación del ambiente que llevó a nuestro país a la guerra civil.

Esperamos con impaciencia la edición de esos documentos y la publicación del volumen d

Anuncios
de Monsieur de Villefort Publicado en Historia

2 comentarios el “EL RESURGIMIENTO DE ALCALÁ ZAMORA.

  1. Da igual.Esa documentacion se ocultara y no sabremos nada de nada. Pasara como con los restos que se descubrieron en Alcala de Henares y que podrian ser de Nin. Un muro de silenio, una racion de aborto, media de memoria historica y poco mas.
    ¿Se ha preguntado alguna vez por que no se reedita la Historia de la Segunda Republica de Josep Pla?
    Y encima todavia creen algunos que nos hallamos en una democracia

  2. Comparto sus temores y creo que quienes pusieron el hallazgo en conocimiento de la Guardia Civil debieran cuando menos haber avisado antes a los desdencientes de Alcalá-Zamora (alguno de los cuales, por cierto, es historiador especialista en nuestros siglos de oro) o haber realizado copias del mismo, porque evidentemente estoy convencido de que parte de la documentación (especialmente la referente a octubre de 1934 o los resultados de las elecciones de 1936, que al parecer se encuentran en la documentación incautada) o bien desaparecerán o serán objeto de una “depuración” acorde con la actual “memoria histórica”.
    En cuanto a Pla, me parece que fue hace no más de cinco años cuando se editó en un grueso volumen los artículos publicados entre los años 1931 y 1936 que describen de manera inimitable la situación política y social de aquellos convulsos años. A falta de pan….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s