NUEVO ATENTADO SOCIALISTA A LA UNIVERSIDAD LABORAL.

agujeros-en-la-laboral

No es ningún secreto que el Partido Socialista de Gijón, que lleva monopolizando la política de la ciudad durante treinta años, ha declarado desde hace tiempo la guerra a la Universidad laboral, por el gravísimo “delito” de ser un edificio construido bajo el mandato del general Franco. Mientras el urbanismo municipal estuvo bajo el férreo mando del licenciado (en geografía e historia) Jesús Morales se intentó de todo: desde no realizar obra alguna de acondicionamiento con el fin de que cayera a pedazos hasta desnaturalizar el inmueble con incorporaciones realmente bufonescas. Pero, al fín, en la transición a la sanjurjada, el régimen logro hallar un medio mucho más eficaz y barato: el destrozo puro y duro, el irrumpir en el edificio como elefante en cacharrería.

Se comenzó con la instalación de algún que otro elemento extraño, se continuó con la depuración conceptual (eliminación de elementos “franquistas”, incluyendo el borrado en los murales de la figura de Girón de Velasco, la sustitución del yugo y las flechas, incluso en elementos como el pararrayos –desafío desde aquí a que cualquier gijonés me diga con la mano en el corazón si sabía que existía allí tal adorno, y si cualquier ciudadano aún teniendo una visión de lince logra alcanzar una perfección visual de tal calibre que pueda desde el suelo distinguir la figura que luce en la torre-), pero la situación alcanzó su culmen ayer. En efecto, en la portada del diario “El Comercio” correspondiente al día 26 de abril de 2009 (http://www.elcomerciodigital.com/gijon/20090426/gijon/agujeros-para-marmol-teatro-20090426.html) , y bajo una ilustrativa fotografía, se informa de un hecho lamentable: el mármol del teatro de la laboral, que se consideraba uno de los elementos más emblemáticos del edificio, fue agujereado para sujetar unas presuntas “obras de arte”, sin que la sociedad responsable del edificio de la laboral (Recrea) tramitase el correspondiente permiso de la Consejería de Cultura. Si ya lo decía en su día Jesús Gil (al que tanto criticaron los socialistas, por cierto), lo de menos son los permisos.

El hecho en sí es tan grave que en cualquier país civilizado que no fuese una república bananera se abrirían expedientes disciplinarios, rodarían cabezas y la fiscalía comenzaría una labor instructora por si hubiera lugar a responsabilidades penales. Que una sociedad que tiene a cargo la responsabilidad del emblemático edificio (en la teoría, pues en la práctica no es más que uno de los chiringuitos que chupan del presupuesto municipal y que sirven para dar salida a miembros del partido que éste no sabe donde ubicar) decida motu proprio tamaña monstruosidad es un hecho tan grave que ya de por sí debería provocar ceses en cascada, amén de una apertura no sólo de expedientes de responsabilidad disciplinaria sino incluso de exigencia de responsabilidades económicas por los daños irreparables causados a las instalaciones. El propio diario local indique que los responsables de Recrea “no le dieron la menor importancia” a una actuación que expertos consideran “una salvajada” nos indica no sólo en qué manos está la empresa que todos sostenemos con nuestros impuestos sino el nivel cultural de los gestores, que no deben distinguir un capitel de un basamento ni el mármol del granito. Pero que tamaña agresión al patrimonio gijonés se haga amparándose o justificándose en unas presuntas “obras de arte” consistentes en prácticas artísticas de alumnos es realmente vomitivo.

Pero, lo más grave, que se salte el procedimiento administrativo correspondiente indica un hecho todavía más preocupante: el desprecio a la ley que tienen los gestores municipales. Por cierto, la fiscalía, esa otra institución que igualmente pagamos todos los españoles, y que encargada teóricamente de velar por la legalidad en la práctica se encuentra ocupada en solicitar pena de cárcel a progenitores que dan un ligero bofetón a sus hijos, debiera haber investigado el hecho por si de él resultare la comisión de ilícitos penales; pero no se pueden pedir peras al olmo, y cualquiera que se encuentre vinculado al mundo de la justicia sabe que cualquier denuncia que se presente contra el Ayuntamiento o contra cualquiera de los gestores choca con el grueso muro de contención de los aguerridos fiscales gijoneses, quienes, pese al retraso existente en los órganos judiciales de nuestra localidad, en un tiempo récord informan solicitando el archivo de la causa.

Yo propongo desde aquí a nuestros líderes municipales que inicien una campaña para tirar abajo las pirámides de Egipto (realizadas sobre la base de mano de obra esclava), la acrópolis de Atenas (construida sobre la base del imperialismo ateniense y financiada con el tesoro de la liga ático-délica custodiado por Pericles, que lo utilizó para reconstruir el conjunto), todas las construcciones romanas (emanadas del imperialismo unipersonal de los césares), toda la arquitectura medieval (una mezcla de arquitectura feudal –opresión civil- y religiosa –opresión clerical-), el Escorial (imperialismo español), incluso hasta el Palacio Real (esos maléficos borbones dieciochescos que reforzaron el absolutismo). Echemos mano de la pala, la piqueta, la grúa y los instrumentos de demolición y no dejemos piedra sobre piedra.

Señores gestores de la laboral: me dan ustedes asco.

Anuncios
de Monsieur de Villefort Publicado en Cultura

Un comentario el “NUEVO ATENTADO SOCIALISTA A LA UNIVERSIDAD LABORAL.

  1. Una puntualización, amigo Monsieur, la Sociedad RECREA entonces era dependiente de la Administración del Principado de Asturias (Consejería de Cultura), y no era municipal…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s