UN BUEN LIBRO SOBRE EL CASO MARBURY: THE GREAT DECISION.

The great decision

Seguramente si a cualquier jurista español se le pregunta acerca de la sentencia del caso Marbury v. Madison contestaría de manera inmediata que la misma fue un gran hallazgo del chief justice John Marshall: la consagración del control de constitucionalidad de las leyes en virtud del cual el Tribunal Supremo de los Estados Unidos por vez primera declaraba una ley del Congreso como contraria a la Constitución. Pero seguramente si la pregunta fuese de qué trataba el caso, cuáles fueron los antecedentes del hecho y cuál era la pretensión procesal de William Marbury, con total seguridad ya serían menos los que podrían dar una contestación adecuada.

Ha caído en mis manos el reciente libro de Cliff Sloan y David McKean The great decisión: Jefferson, Adams, Marshall and the battle for the Supreme Court, editado este mismo año 2009 por Public Affairs. Sus doscientas cincuenta páginas están dedicadas precisamente al caso Marbury, pero no circunscribe su análisis a la propia sentencia, sino que glosa de manera exhaustiva los antecedentes políticos e incluso las antipatías personales que determinaron la propia existencia del caso y su solución. Quizá el mejor resumen tanto del caso como del libro, sean las palabras que los autores nos ofrecen en el prólogo <<Marbury is rightly considered a national treasure, for it is a uniquely American icon that vividly stands for the rule of law. But it is mucho more. It can also be viewed as John Marshall versus Thomas Jefferson, the chief justice versus the president, the courts versus the Executive, the Federalists versus the Republicans, the advocates of a strong central government versus the proponent of states´s rights>> Todo ello, en efecto, representaba el caso Marbury, donde se dieron cita tendencias políticas radicalmente enfrentadas e incluso antipatías personales entre parientes lejanos. ¿Acaso podría comprenderse el caso Marbury sin los radicales enfrentamientos entre federalistas (partidarios de un fuerte gobierno central y de unos tribunales independientes) y republicanos (defensores de la primacía de los estados frente al ejecutivo federal y de la subordinación de los Tribunales al ejecutivo)? ¿Acaso podría entenderse el caso Marbury en su integridad sin estar al corriente de la enemistad no ya ideológica, sino incluso personal entre el republicano Thomas Jefferson, tercer presidente de los Estados Unidos, y el federalista John Marshall, cuarto chief justice del Tribunal Supremo?

Con todo ello, y aún siendo interesantísimas las páginas que los autores dedican a narrar los antecedentes políticos y las batallas entre federalistas y republicanos, así como el ascenso de dos formidables antagonistas (“The rise of the Cousins: A new chief justice and a New President”) , sin duda alguna son los capítulos noveno a undécimo los más interesantes y los que constituyen el núcleo central del libro, donde se aborda de manera detallada y en un lenguaje nada técnico y absolutamente comprensible por cualquier profano tanto los avatares del proceso ante el Tribunal como la deliberación de los magistrados y la decisión final redactada por Marshall. Y cómo se da la paradoja de que un proceso cuya sentencia desestima la pretensión del demandante (por razones puramente técnicas) en el fondo suponía un reconocimiento expreso de las tesis esgrimidas por el actor, a la vez que desautorizaba las tesis presidenciales en contra de la independencia de los Tribunales y a favor de que cada rama del gobierno federal fuese quien controlase la constitucionalidad de sus actos. En definitiva, que se trató de una sentencia llana, clara y puramente política y donde, como veremos en los siguientes post que dedicaremos al tema, el chief justice Marshall debiera en puridad haberse abstenido de intervenir al estar directamente implicado en los hechos que se enjuiciaban.

Si el libro comienza con el rechazo de John Jay al ofrecimiento de Adams para que recuperase su puesto de chief justice, que justificó precisamente por la poca autoridad que tenía el Tribunal Supremo en el sistema constitucional (<<I left the Bench perfectly convinced that under a system so defective I would not obtain the energy, weight and dignity which are essential…nor acquire the public confidence and respect which, as the last resort of the justice of the nation, it should possess.>>), el libro finaliza con un hecho curioso: muchos años después, el 6 de octubre de 1857, un descendiente del primo de William Marbury contraía matrimonio con la bisnieta de John Marshall. Como dicen los autores, todas las partes del caso Marbury quedaban ligadas para siempre.

Magnífico libro cuya lectura, amena, agradable e interesantísima, recomendamos a todos los interesados en la historia americana y en los orígenes del control de constitucionalidad.

Anuncios

Un comentario el “UN BUEN LIBRO SOBRE EL CASO MARBURY: THE GREAT DECISION.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s