EL TALISMÁN

El talismán

Dentro de las películas que abordan la temática de la tercera cruzada, se encuentra El Talismán (el título original es King Richard and the Crusaders), rodada en el año 1954, y que adaptaba para la gran pantalla la novela homónima de Walter Scott. Esta película acaba de ser editada en DVD, y recomiendo su visionado a quien esté interesado en pasar un rato agradable con una espléndida película de aventuras que, sin llegar a ser una obra maestra, supera con mucho a la más reciente y espantosa El reino de los cielos.

La acción se sitúa en la Palestina del siglo XI durante la tercera cruzada, y se hace eco de las rivalidades existentes entre los príncipes promotores de la misma (Leopoldo de Austria, Felipe de Francia y Ricardo de Inglaterra), aunque el núcleo principal es la conspiración de un puñado de caballeros contra el rey inglés. En este aspecto es interesante señalar que si bien en la novela de Walter Scott los conspiradores eran cierto grupo de caballeros templarios encabezados por el Gran Maestre (es curiosa la poca estima que el novelista escocés sentía por la orden del temple, puesto que en su otra gran novela, Ivanhoe, el despreciable Brian de Bois-Guilbert ostentaba el rango de caballero templario) la película opta por retirar tal denominación transformándolos en “caballeros castellanos” (sic). No obtante, y pese al clima de enfrentamiento y cruzada existente entre musulmanes y cristianos, tanto la película como la novela que la inspira no dejan de ser un tímido canto a la esperanza y al entendimiento a través de la figura del emir Ilderim aunque en un tono más pesimista, como el propio musulmán señala en determinado momento, uno no puede dejar de ser lo que es. En medio de ese ambiente bélico, de escaramuzas entre musulmanes y cristianos, de conspiraciones secretas entre cruzados, los amores del caballero del leopardo Sir Kenneth de Huntingdon, noble escocés al servicio del rey Ricardo, y la sobrina del monarca, lady Edith Plantagenet.

La película se beneficia además de un gran reparto encabezado por un impagable y magnífico Rex Harrison en el papel del emir Iderim, el jeque musulmán enviado por Saladino para curar las heridas del rey Ricardo Corazón de León, brillantemente interpretado por George Sanders (quien tan sólo dos años antes encarnara a Brian de Bois-Guilbert en la adaptación de Ivanhoe que dirigiera Richard Thorpe con Robert Taylor en el papel protagonista). El caballero del leopardo lo encarna el malogrado Laurence Harvey mientras que la aristócrata hermana del rey inglés está interpretada por Virginia Mayo. En mi humilde opinión, Rex Harrison eclipsa al resto de los intérpretes cada vez que aparece en la pantalla, aunque tampoco debe desmerecer la interpretación de George Sanders en su papel del rudo monarca Plantágenet. Ante esos dos magnígicos actores palidecen Harvey y Mayo, e incluso Robert Douglas, que da vida al villano de la película, sir Hugh de Bracy, no llega a despuntar del todo. Quedan para el recuerdo el combate de Ilderim con sir Kenneth y el de éste con el monarca inglés, así como el brillante contraste entre el espíritu conquistador de los ingleses y el sometido pueblo escocés, reflejado en la constante frase de Ricardo “never trust a Scotch” y en la diferencia entre el juramento inglés “by Saint George” al cual sir Kenneth siempre opone un “by Saint Andrew”.

Una magnífica película de aventuras que, sin duda, hará las delicias de los aficionados del séptimo arte. O, cuando menos, hará pasar un rato agradable a todos los amantes de las aventuras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s