RECORDANDO AL GRAN TENOR FRANCO CORELLI.

Franco Corelli

Sin duda uno de los grandes tenores del mundo de la lírica ha sido el italiano Franco Corelli. De hecho, y siempre adelantando que se trata de una opinión personal y, por tanto, falible, para mi gusto Corelli se halla segundo en el podio de los grandes líricos, a cierta distancia del que sigue siendo el indiscutible, el único grande de los grandes, nuestro Alfredo Kraus (a quien el próximo mes de septiembre, coincidiendo con el décimo aniversario de su fallecimiento, dedicaremos un recuerdo en este foro).

Nacido en Ancona en 1921, inició su carrera en los años cincuenta llegando a su apogeo en la década de los sesenta, e iniciando un lento retroceso en los setenta que le llevó a tomar la decisión de retirarse de los escenarios en el año 1976. Su debut lo hizo interpretando al don José de la ópera Carmen, de Bizet. Su poderosa voz destacaba y cautivaba al público, con un timbre y un registro cautivador, y ahí están una cantidad ingente de grabaciones discográficas que lo demuestran, muchas de ellas tomadas de representaciones en vivo. Cierto crítico se quejaba de que en la actualidad existen muchos “divos de disco”, es decir, cantantes que son capaces de realizar una grabación operística pero que son incapaces de afrontar una representación en vivo por los riesgos y dificultades que ello conlleva. Nada de esto sucedió con Corelli, a quien recordamos en sus brillantísimas interpretaciones al lado de María Callas en Norma y Poliuto, o al lado de Brigitte Nilsson en Turandot, e incluso sus incursiones en otras óperas como Romeo y Julieta o Andrea Chenier. Pero sin duda alguna el papel que le catapultó y por el que sin duda alguna el público le sigue recordando es el de Manrico de Il Trovatore, especialmente en la versión que protagonizó junto con Leontine Pryce y Ettore Bastianini bajo la impecable batuta de Herbert von Karajan, versión ésta actualmente en el mercado con el sello de la Deutche Grammophon. El magnífico trio del primer acto, que reúne a Manrico, al conde de Luna y a Leonora, el dúo de Manrico con la gitana, y, sobre todo, el aria por la que es recordada toda la ópera, el di quella pira, han sido elevadas a la categoría de arte por Corelli, de tal manera que ni tan siquiera Plácido Domingo, grandísimo tenor y único que ha sabido interpretar el papel de Manrico con dignidad, ha sido capaz de alcanzarle. El lector interesado podrá comprobar la veracidad de todo lo anterior mediante el visionado de la interpretación que Franco Corelli hace del duo A si ben mio y del aria Di quella pira en una versión televisiva para la RAI:

En este otro video podemos ver a Franco Corelli interpretando el Nessun dorma de Turandot en una versión que igualmente interpretó para la adaptación que de la ópera hizo la RAI en los años cincuenta

Pero el talento de Franco Corelli no se circunscribió al mundo de la ópera, sino que al igual que el gran Alfredo Kraus, se adentró en la interpretación de la canción ligera, con una brillantez que en nada desmerece a sus roles operísticos. Y, si no, juzgue por sí mismo el lector viendo cómo este gran tenor aborda dos conocidísimos temas, la bellísima canción napolitana Torna a Surriento y una rarísima versión del Core ´ngrato que un Corelli ya en los finales de su carrera interpretó en Tokyo en el año 1973.

Franco Corelli falleció en Milán, el 29 de octubre de 2003 con ochenta y dos años de edad, dejando a sus espaldas una fructífera carrera que le encumbró en el podio de los grandes de la lírica de todos los tiempos.

Anuncios
de Monsieur de Villefort Publicado en Música

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s