EL NUEVO PROCEDIMIENTO SANCIONADOR EN MATERIA DE TRÁFICO.

Trafico

El Proyecto de Ley por el que se modifica el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial (121/000012) aprobado finalmente por el Congreso se caracteriza por un ya nada explícito afán recaudatorio así como por una notoria disminución de las garantías del particular.

La Exposición de Motivos o Preámbulo comienza con dos sarcasmos o burlas iniciales hacia el ciudadano. Manifiesta que <<la firmeza de la sanción y la detracción de puntos que ésta  implica se prolonga innecesariamente durante meses aunque no sea intención del infractor litigar en el procedimiento>>. Falso, pues cualquiera sabe que la Administración ejecuta de manera inmediata las sanciones (incluso la detracción de puntos) incluso aunque se acuda a la vía judicial, aspecto éste en el que la Administración ha recibido un espaldarazo de la judicatura que deniega como medida cautelar la suspensión de la detracción de puntos. Pero no queda ahí la cosa, puesto que tras esta perla se añade otra aún más chocante <<En este punto merecen especial atención las dificultades con las que se encuentran aquéllos infractores que, reconociendo la comisión de los hechos y deseando resolver sus consecuencias lo antes posible, se ven imposibilitados a hacerlo. Razones procedimentales y la falta de una oferta adecuada de medios de pago constituyen un obstáculo…>>. Sinceramente en casi diez años de ejercicio profesional nunca (reitero, nunca) he visto que a un ciudadano que quiera “resolver” el procedimiento mediante el abono de la sanción propuesta se le hayan puesto objeciones o que haya tenido algún tipo de problema al respecto.

Buena prueba del afán recaudatorio y del poco respeto que la Administración tiene por el ciudadano es la nueva redacción dada al artículo 67.2.a: <<La multa por la infracción prevista en el artículo 65.5.i) [no identificar al conductor] será el doble de la prevista para la infracción originaria que la motivó, si es infracción leve, y el triple si la infracción es grave o muy grave>> Teniendo en cuenta el escaso rigor no sólo en el actuar administrativo (pues si recibida una denuncia ésta se abona en plazo, existen Administraciones que posteriormente giran la de no identificar al conductor porque, aún abonando la sanción, no se ha cumplido el trámite formal de identificación) en la práctica de las notificaciones y el nuevo régimen que a las mismas da el proyecto de ley es para echarse a temblar. Y, de paso, nos cargamos el principio de proporcionalidad de las sanciones. Espero que los jueces del contencioso que tengan que aplicar este precepto eleven de inmediato la cuestión de inconstitucionalidad.

Pero vayamos a los aspectos que, a vuela pluma, me han parecido más preocupantes dentro del nuevo procedimiento sancionador en materia de tráfico:

1)       Se establece expresamente la primacía de la nueva regulación y la supletoriedad de la ley 30/1992 (artículo 70 y Disposición final primera, que añade una nueva disposición adicional octava bis a la Ley 30/1992 en el sentido de establecer la especificidad de la legislación de tráfico).

2)      Alteración de la competencia sancionadora, que actualmente correspondía al Delegado del Gobierno, quien podría delegarla en el Jefe Provincial de Tráfico. El nuevo artículo 71.2 otorga la competencia sancionadora al Jefe Provincial de Tráfico, quien podrá delegarla en el Director del Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas.

3)      La presunción de veracidad del agente denunciante ya no se extiende únicamente a los hechos denunciados, sino a la identidad de quienes los hubieren cometido y, lo que es más grave, <<en su caso, de la notificación de la denuncia>> (artículo 75).

4)      La práctica de la notificación de las denuncias establecida en el artículo 77 es una auténtica caricatura y choca de lleno con la jurisprudencia constitucional. Se reducen los dos intentos a un único y <<Si nadie pudiera hacerse cargo de la notificación, se anotará esta circunstancia en el expediente sancionador, junto con el día y la hora en que se intentó, dándose por no practicada.>>. Hablando en plata: el cartero llega a su casa y no hay nadie porque están todos trabajando y se tiene por no practicada. Consecuencia: publicación edictal. ¡Maravilloso! Aunque, eso sí, celeridad, a mansalva. Van a contarse por cientos cuando no por miles las personas que se enteren de la existencia de un procedimiento sancionador cuando les llegue una providencia de apremio que, esa no les quela duda, se les notificará en forma.

5)      Ojo con los plazos: la nueva reforma cuenta por días naturales y no por días hábiles (artículos 79 y 80 de la ley).

6)      Se establecen dos tipos de procedimiento: el ordinario y el abreviado para quienes abonen voluntariamente la sanción propuesta. El abreviado no será de aplicación para las infracciones consistentes en no identificar al conductor y el llevar el vehículo instalado inhibidores u aparatos destinados a eludir la vigilancia.

7)      Procedimiento abreviado (artículo 80). El abono del importe de la sanción propuesta en la denuncia dentro del plazo de 15 días naturales (frente a los actuales 30) supone la reducción del 50% tanto del importe de la sanción como del periodo de suspensión de la autorización para conducir (¿y los puntos a detraer, me pregunto yo?), la renuncia a formular alegaciones (que, en el caso de no hacerse, se tendrán por no puestas), la terminación automática del procedimiento y el agotamiento de la vía administrativa así como el hecho de que la sanción no computará como antecedente en el Registro de Conductores e infractores en el caso de infracciones graves que no lleven aparejada pérdida de puntos.

8)      Recursos en el procedimiento (artículo 82). Se elimina el recurso de alzada, pues la resolución del Jefe Provincial de Tráfico pone fín a la vía administrativa y frente al mismo únicamente cabe recurso de reposición, que no suspende la ejecución del acto impugnado. Por cierto, que esta normativa especial también se aparta de la general en otro aspecto: si el artículo 111.2 y 3 de la Ley 30/1992 establecen que si solicitada la suspensión administrativa en vía de recurso no se resuelve sobre la misma en el plazo de treinta días el silencio es positivo, en el caso de tráfico se da la vuelta al calcetín y se establece que el silencio es negativo.

En definitiva, que se trata de recaudar y cuanto más, mejor, que para eso estamos en crisis. Y en ese sentido, el legislador se ha convertido en el contrapunto del célebre inspector Paco Miranda, pues si éste siempre amonesta a su subalterno, el agente Povedilla para que realice las más inverosímiles actuaciones con el nada despreciable argumento de que si <<Si para garantizar los derechos y libertades de los españoles hay que …>>, nuestra Administración ha decidido que <<Si para recaudar más hay que pasar por encima de los derechos y libertades de los españoles….>>

Anuncios

7 comentarios el “EL NUEVO PROCEDIMIENTO SANCIONADOR EN MATERIA DE TRÁFICO.

  1. Todo se resume en la cita de Fuenteovejuna, todos a una:

    “Esto es un atraco, manos arriba!!!!”

    Un saludo y que el Tribunal Constitucional nos ampare.

  2. a mi me han notificado 2 veces estando trabajando, y ava una multa de 60 euros, se convierte en una de 300 por no identifcar al conductor, el que notoficó era una empresa privada, que trabaja para el ayuntamiento, y las dos veces que han venido no me han dejado en el buzon, conforme habia notificacion, en cambio cuando notifica correos, si lo deja en el buzon, estoy buscando sentencias, que pruebe que hay mala praxis en la notificacion, pues veo que la notificacion dice que hay que buscar todo los medios para notificar, ejemplo para que esta el buzon cuando uno esta ausente. a esto yo le llamo las multas fantasmas, multa el multamovil y estas mal aparcado sin querer, notificacion ausente, empresa privada notificacion dos veces y estas trabajando, ausente y cuando llega la de 300 euros, por no identifcar al conductor, bingo notificacion cojonuda, y gracias.

  3. En este sentido, los intentos de notificación han de practicarse en horas distintas. En este sentido, la Sentencia del Tribunal Supremo (Sala Tercera, Sección Quinta) de 28 de octubre de 2004 dictada en recurso de casación en interés de ley establece en su fallo que “Que, a efecto de dar cumplimiento al artículo 59.2 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, reformada por la Ley 4/1999, de 13 de enero, la expresión en una hora distinta determina la validez de cualquier notificación que guarde una diferencia de al menos sesenta minutos a la hora en que se practicó el primer intento de notificación”. Si no se respeta esa diferencia, la notificación no es válida.
    Existen numerosas sentencias no ya de órganos contencioso-administrativos, sino del propio Tribunal Constitucional que efectivamente establecen que la notificación edictal debe practicarse como último recurso. A bote pronto podrían servirle la STS de 27 de septiembre de 2000 (RJ 2000\8578) incide en esa doctrina al establecer que “Este Tribunal ha venido insistiendo desde antiguo en que la efectividad de la comunicación de los actos procesales (y su particular puesta en conocimiento de quienes ostenten algún derecho o interés en la existencia misma del proceso) es de capital importancia para garantizar el derecho reconocido en el artículo 24.1 CE (…) Corolario de ello es el carácter “supletorio y excepcional” de la citación por edictos (STC 65/1999 FJ 2º), o cual significa que sólo cabrá recurrir a ella cuando se agoten todas aquellas otras modalidades que aseguren más eficazmente el emplazamiento personal y directo.”. Igualmente la STC 32/2008 de 25 de febrero contiene un excelente resumen jurisprudencial de la materia que vincula la notificación defectuosa con la vulneración del derecho de defensa del artículo 24 de la Constitución.
    Espero que estas notas a vuela pluma le hayan servido.

  4. Creo querido amigo, que la nueva ley de tráfico será una especie de “Ley de excepción ” en el Estado de Derecho Administrativo. Por lo que yo sé, jueces, abogados del Estado y abogados están sobrecogidos ante el toro legal que se avecina: bravo, imprevisible y con cuernos sin afeitar. El único que parece ajeno al huracan son los ciudadanos…pero ya llegará el bíblico “llanto y rechinar de dientes”. P.D. Sinceramente, me ha gustado la claridad, agudeza y honestidad del comentario a la nueva Ley. Bravo.

  5. Hola:

    He estado leyendo la ley, y al final en la publicada en el BOE el artículo 77 contempla dos notificaciones.

    “Si nadie se hiciera cargo de la notificación, se anotará esta circunstancia en el expediente sancionador, junto con el día y la hora en que se intentó, y se practicará de nuevo dentro de los tres días siguientes”.

  6. A mi parecer,esta nueva ley de trafico no es del todo negativa,una de las consecuencias inmediatas que tendra una vez en vigor pienso,sera la reducion de papeleos y trbajo en administraciones y tribunales,ya que las reformas,casi que obligan a la persona a pagar en el acto debido a la gran disminucion de cuantia economica,todo ello conlleva a la agotacion de los recuersos administrativos,es decir se da conformidad a la sancion una vez pagada.
    Se manifiestan los juicios rapidos para delios contra la seguridad vial,que todos sabemos que dichos juicios son un procedimiento mucho mas eficaz,en fin pienso que lo que se intenta con esta reforma del procedimiento 320/94 es hacer todo mucho mas facil y rapido,tanto como para las administraciones y ciudadanos,evitando muchos errores que anteriormente cometia la administracion a la hora de notificar y recaudar sanciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s