ADIOSES: HOMENAJE A DAVID SOUTER.

David Souter

Para mi gran amigo “El encarnado”.

Un inesperado admirador de David Souter.

Este último mes se han producido varios adioses y despedidas. Ayer mismo, tuvo cierta trascendencia la despedida tanto de Federico Jiménez Losantos como de César Vidal de los micrófonos de la Cadena Cope. La noticia ya era conocida prácticamente desde primeros de mayo, pero no por sabida minoró su trascendencia. No obstante, yo quisiera fijarme en otra despedida, también conocida perfectamente desde el pasado mes de mayo pero ique gualmente no por menos sabida tiene menor importancia: la despedida de David Souter de su asiento en el Tribunal Supremo de los Estados Unidos. En efecto, finalizado el año judicial el pasado veintinueve de junio, tras diecinueve años en el cargo, David Hackett Souter abandona su puesto como juez del Tribunal Supremo, de la misma manera con que se ha conducido toda su vida, con discreción. Sin grandes despliegues mediáticos, sin gran pompa ni circunstancia y con la conciencia de haber cumplido con su deber, David Souter pone fin a una carrera de diecinueve años no exentos de polémica, pues pese a su nombramiento por el presidente George Herbert Walker Bush allá en octubre del año 1990, Souter muy pronto se alió con el ala liberal del Tribunal Supremo y, entre otras cosas, a él se le debe que en Estados Unidos se mantenga una sentencia tan fundamental como es el Roe v. Wade, aunque curiosamente los senadores Ted Kennedy y John Kerry se opusieron en su día al nombramiento de Souter, una personalidad prácticamente desconocida fuera de su estado de New Hampshire. No obstante, pese a ese alineamiento con el ala liberal, Souter es una persona de convicciones profundamente conservadoras, hasta el punto de haberse opuesto con uñas y dientes a la instalación de cámaras en la sede del Tribunal Supremo: de hecho, el New York Times del día 30 de marzo de 1996 publicaba que, al ser preguntado sobre el particular, Souter manifestó que “I think the case is so strong,” Justice Souter said, “that I can tell you the day you see a camera come into our courtroom, it’s going to roll over my dead body.” (ver noticia).

Los propios colegas de Souter han aparcado sus diferencias ideológicas para, con una sola voz, remitir al magistrado saliente una sincera y emotiva carta de agradecimiento a Souter (Carta de los magistrados a Souter), quien ha devuelto la cortesía con una sentida epístola de agradecimiento a sus colegas (Carta de respuesta de Souter). Formas y gestos que revelan no sólo la verdadera amistad que subyace entre personas no sólo de diferentes ideologías, sino de caracteres absolutamente dispares que, sin embargo, poseen algo tan básico como es la educación y las buenas formas.

En fín, que como sentido recuerdo a David Souter y, sobre todo, como sentido homenaje a la discreción, a la profesionalidad y, sobre todo y por encima de todo, por la dignidad con que ha vestido la toga de magistrado (son precisamente figuras como Souter las que nos reconcilian con la judicatura), ofrecemos al lector dos videos que reflejan dos momentos puntuales de su trayectoria profesional. El primero de ellos es precisamente el de su toma de posesión, cuando el presidente Bush ofrece unas palabras a modo de presentación de su candidato y posteriormente el entonces chief justice William Hubbs Rehnquist toma juramento a David Souter allá en octubre de 1990. El segundo corresponde a la conferencia que, bajo el título History and Legitimacy in Judicial Decisions pronunciara David Souter en marzo del presente año 2009.

El humilde redactor de estas líneas, desde esta ciudad de Gijón desea de todo corazón que David Souter pueda disfrutar de un merecidísimo descanso y que su salud le permita practicar durante muchos años el montañismo al que es tan aficionado.

Anuncios

2 comentarios el “ADIOSES: HOMENAJE A DAVID SOUTER.

  1. Gracias por la dedicatoria, Sr. Monsieur!

    Curioso y austero personaje, sí señor. Y que decir, del Tribunal Supremo americano, donde los cargos son vitalicios, hasta que mueren o el cuerpo aguante. Entre las peculiaridades del sistema federal y del derecho norteamericano, es que fue la sentencia del TS, a que aludes (Roe versus Wade) y no una ley lo que legalizó el aborto en todos los EEUU.

    Un saludo

    • Estimado amigo:
      Te lo había prometido y, a diferencia de lo que decía Tierno Galván, creo que las promesas están para cumplirlas. Por cierto, he podido encontrar la nota que todos los magistrados del Tribunal Supremo de los Estados Unidos (e incluso algunos ya retirados, como Sandra Day O´Connor) remitieron a David Souter con motivo de su retiro. Es absolutamente emotivo ver cómo nueve personas, de la ideología más diversa (nada tienen que ver Gisburn, Breyer o Stevens con Roberts, Thomas o Scalia) fueron capaces de unir sus firmas para agradecer de la manera más emotiva a Souter los servicios que prestó al Tribunal.
      PD: He modificado ligeramente la entrada para incluir la despedida de los magistrados así como la respuesta de Souter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s