EL TRIBUNAL SUPREMO DE LOS ESTADOS UNIDOS ACEPTA CONOCER DOS NUEVOS ASUNTOS SOBRE LA LIBERTAD DE ARMAS: ¿ES DE APLICACIÓN LA SEGUNDA ENMIENDA A LA NORMATIVA DE LOS ESTADOS Y DE ENTES MENORES?

Supreme Court

En nuestro penúltimo post nos hacíamos eco de dos casos procedentes de Tribunales de Apelación de diversos circuitos de los Estados Unidos que habían solicitado el acceso al Tribunal Supremo a través de sendas peticiones de certiorari. La peculiaridad de dichos casos radicaba en el fondo del asunto, pues abordaba el clásico tema de la libertad de armas. Pues bien, ayer miércoles día 30 de septiembre de 2009 el alto tribunal ha hecho público su acuerdo de admitir a trámite para su conocimiento dos de ellos: el McDonald v. Chicago y el Maloney v. Rice.

El primero de los asuntos procede del estado de Illinois, donde el Tribunal del Distrito Norte de Illinois hubo de afrontar la impugnación de una legislación de nivel estatal que prohibía la tenencia de armas, argumentando los recurrentes que la segunda enmienda de la Constitución les otorgaba tal derecho, a lo que el Tribunal desestimó la demanda argumentando la constitucionalidad de la legislación del estado y, por ende, la validez de la prohibición. Interpuesto el correspondiente recurso de apelación frente a tal sentencia, el Tribunal de Apelaciones del Séptimo Circuito Judicial de los Estados Unidos desestimó la misma basándose en el argumento de que la Segunda Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos no es de aplicación a los estados, sino únicamente al gobierno federal. Tanto el apelante McDonald (solicitud de McDonald) como la poderosísima Asociación Nacional del Rifle (escrito de la Asociación Nacional del Rifle) presentaron sendos escritos solicitando del Tribunal Supremo que aceptase conocer dicho asunto, algo a lo que, pese a la oposición de la ciudad de Chicago (escrito de oposición de Chicago) el Tribunal ha accedido finalmente. El Tribunal Supremo tendrá la oportunidad pues, en un plazo relativamente corto pues no excederá de los dos años, de pronunciarse no sólo sobre el alcance y extensión de los derechos protegidos por la Segunda Enmienda de la Constitución (algo que ha ya hecho en su District of Columbia v. Heller), sino en la circunstancia de si dicho precepto constitucional vincula a la normativa procedente de los estados y de organismos menores como condados o entes locales.

El segundo de los casos, Maloney v. Rice, procede del Tribunal de Apelaciones del Segundo Circuito Judicial, donde hasta este mismo verano desempeñaba sus labores como juez Sonia Sotomayor. Este segundo asunto, conocido como el “caso nunchacu”, plantea ante el Tribunal Supremo la constitucionalidad de una norma del estado de Nueva York que prohíbe incluso dentro del hogar la posesión de dicho arma incluso aunque se acredite su uso pacífico como instrumento propio del arte marcial, y estableciendo que si el poseedor de la misma carece de antecedentes penales la infracción se califique como misdemeanor mientras que si el infractor tiene antecedentes la calificación asciende a felony.

Anuncios

2 comentarios el “EL TRIBUNAL SUPREMO DE LOS ESTADOS UNIDOS ACEPTA CONOCER DOS NUEVOS ASUNTOS SOBRE LA LIBERTAD DE ARMAS: ¿ES DE APLICACIÓN LA SEGUNDA ENMIENDA A LA NORMATIVA DE LOS ESTADOS Y DE ENTES MENORES?

  1. Monsieur de Villefort, se que este no es lugar adecuado para lantearle lo siguiente, pero me encuentro apurado porque el dia 29 de septiembre recibo notificación del juzgado de instrucción de que el fiscal recurre la decision del juez de dirigir la causa por la que estoy como defensor por los tramites del juicio de faltas. La providencia, que no vi inicialmente, daba un plazo de dos dias para recurrir por los tramites del 222 LECrim, de manera que el plazo se me ha pasado y no sé que hacer en estos momentos.
    En definitiva, ¿ qué puedes hacer si se te pasa el plazo del art. 222 LECrim?
    Por otro lado pienso si sería posible recurrir la decisión del juez una vez que resuelva sobre el recurso de reforma del fiscal en caso de que lo estime o me dirán que como no recurrí ahora ya no puedo. Aunque entiendo que son cosas distintas.¿qué opina?. De antemano le pido disculpas, pero es el primer fallo que cometo y lo estoy pasando bien mal.

    Un saludo.

  2. Estimado amigo:
    Adelanto que el derecho penal no es precisamente mi especialidad, porque hace lustros (casi un decenio) que no aparezco por los juzgados de dicho orden jurisdiccional ni manejo la Ley de Enjuiciamiento Criminal ni el Código Penal. No obstante, y por lo que deduzco de su intervención, la providencia del Juzgado le daba traslado de un recurso de reforma presentado por el Ministerio Fiscal, otorgándole el plazo de dos días por si quisiera presentar alegaciones al mismo.
    Sobre las bases fácticas que plantea, en principio, mi opinión es que si la Providencia se notificó el día 29 de septiembre, creo que el plazo de dos días vence el día 5 de octubre (pues del mismo día de la notificación no cuenta y el día de gracia de la LEC, que caería en el sábado día 3 de octubre, al ser inhábil pasaría al día 5 hasta las 15:00 horas). No obstante, y para el caso de que el juez estimase el recurso de reforma del fiscal, yo no veo obstáculo alguno por el cual no pueda usted impugnar a su vez dicha resolución judicial mediante el recurso procedente (que, por lo que creo entender sería el de apelación, aunque insisto en que el derecho penal no es una rama que yo domine). Que uno no se oponga a un recurso no implica que no pueda impugnar la decisión que en su día se adopte si ésta le es perjudicial.
    Por cierto, que en cierta ocasión hace casi diez años en que yo cometí un grave error (más que nada adelantar a un cliente lo que un magistrado de una Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJ nos había comunicado a las partes oralmente en una vista de medidas y, con posterioridad, fallar por escrito absolutamente lo contrario de lo que nos había dicho), un compañero muchísimo más veterano y que se dedicaba a la misma rama que yo, me dijo una cosa que me quedó grabada a fuego: todos cometemos errores (los magistrados también), y el secreto de nuestra profesión no radica en no cometerlos (más que nada porque ello es humanamente imposible alcanzar la perfección), sino en salir bien parado de ellos.
    Un cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s