PALABRAS DE MIGUEL DE UNAMUNO ESCRITAS EN….¿1936 O EN 2009?

unamuno2

Durante estos días hemos visto en un par de ocasiones cómo dos rostros habituales en las escenas políticas cotidianas atribuían los ataques dialécticos que ambas sufrían a su condición de féminas y en uno de los supuestos, amén de a la condición de mujer a su juventud y progresismo. Igualmente, una famosísima comunicadora, simpatizante izquierdista pese a sus vinculaciones personales con la aristocracia española, achacaba las críticas al programa televisivo que presentaba al carácter fascista de sus contradictores. Tan curiosísimos argumentos me han hecho recordar varios elocuentes y durísimos párrafos debidos a la insigne pluma de don Miguel de Unamuno. En concreto, se trata de aquel que, con el título Justicia y bienestar publicara don Miguel en Ahora el día 3 de julio de 1936, justo dos semanas antes del estallido de la guerra civil. Cedo, pues, en esta ocasión la palabra a don Miguel, y juzguen ustedes si los párrafos que a continuación transcribo no podrían aplicarse perfectamente a la sociedad de hoy en día en relación a la enorme falta de valores que la misma adolece.

Pasa por la plaza una muchachita acompañada de su familiar, cuando un zángano mocetón se divierte en hacerle una mamola. El familiar se vuelve a reprenderle, el mocetón se insolenta y el otro arrecia en la reprensión. Y entonces, ante el grupo de curiosos que se arremolina, ¿qué se le ocurre al zángano? Pues ponerse a gritar “¡fascista!¡fascista” Y esto basta para que el reprensor tenga que escabullirse, no fuera que le aporrearan los bárbaros.

Otro día, en un rincón de una calle, sorprende un guardia municipal a otro mozallón haciendo necesidades; se le acerca, no a multarle, según piden las Ordenanzas; no, sino a llamarle la atención, y el necesitado, al verle venir, se yergue y le espeta un “¡que soy del Frente Popular”.

Otra vez un matrimonio joven, en jira de turismo, entra en una iglesia, sin gente entonces, y a poco, husmeando no se sabe qué, tres chiquillos como de diez a doce años y exclama uno alzando el puño “¡Maldito sea Dios!” y el otro “Hay que darle unas hostias”. Y como estos tres sucesos, recogidos aquí, muchos de la misma laya.

Y no se hable de ideología, que no hay tal. No es sino barbarie, zafiedad, sociedad, malos instintos y, lo que es –para mi al menos- peor, estupidez, estupidez, estupidez. De ignorancia no se hable. He tenido ocasión de hablar con pobres chicos que se dicen revolucionarios, marxistas, comunistas, lo que sea, y cuando cogidos uno a uno, fuera del rebaño, les he reprochado, han acabado por decirme: “Tiene usted razón, don Miguel, pero ¿qué quiere que hagamos?” Daba pena oirles en confesión. Pero luego se tragan un papel antihigiénico en que sacian sus groseros apetitos y ganas ciertos pequeños burgueses que se las dan de bolcheviques y de lo que hacen servil ganapanería populachera. […]Esto, en los bajos fondos. ¿Y más arriba? Recuerdo que después de que aquéllas Constituyentes, de nefasta memoria –Dios nos perdone-, votaron –el que esto escribe no lo votó ni asistió a aquéllas sesiones- aquél artículo 26 en que se incluyó mucho evidentemente injusto, como se lo reprochara yo a uno de los prohombres revolucionarios, hubo de decirme: “Sí, es injusta; pero aquí no se trata de justicia, sino de política”. Y me dio a entender que cierta injusta medida persecutoria se deba para proteger a los perseguidos contra otras persecuciones populares en caso de no tomar la medida. Que es como si un Tribunal de justicia dijese “Le hemos condenado a muerte, porque si no, la turba le saca de la cárcel y le lincha”. Curioso argumento que no deja de aplicarse.

La política no puede confundirse con la justicia. Es la razón de estado; la tiranía, mucho peor cuando es lo que llaman democrática que cuando es regia o es imperial.

Anuncios
de Monsieur de Villefort Publicado en Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s