¿REFORMAS ESTRUCTURALES EN EL TRIBUNAL SUPREMO NORTEAMERICANO?

La George Washington University Law School inició el pasado viernes día 20 de noviembre unas interesantísimas jornadas bajo la rúbrica Rethinking the law governing the structure and operation of the Supreme Court. No es la primera vez en los últimos años que se habla de una reforma destinada a modernizar la estructura del máximo organismo judicial estadounidense. La atención y crítica principal se focaliza en el carácter vitalicio de los magistrados así como en la irregularidad de los nombramientos presidenciales, con una discontinuidad e irregularidad tal que, por ejemplo, mientras que Richard Nixon pudo nombrar cuatro magistrados, Jimmy Carter no realizó ninguno, mientras que Ronald Reagan tuvo la oportunidad de cubrir tres vacantes a lo largo de sus dos mandatos, que contrastan con los seis jueces nombrados por William Howard Taft en un solo mandato. Si a ello añadimos el aumento de la esperanza de vida y la tendencia de los magistrados a continuar en su puesto hasta edades realmente avanzadas (Oliver Wendel Holmes mantuvo su condición de magistrado hasta la edad de noventa años; John Paul Stevens ya ha superado los ochenta y ocho)

Pues bien, los expertos proponen para revitalizar la institución y evitar la irregularidad en los nombramientos presidenciales y, por tanto, evitar que un mandatario pueda configurar de alguna manera una mayoría en el Tribunal que se prolongue durante mucho tiempo, así como para garantizar la regular entrada de savia joven en dicho organismo, se propone una reforma basada en varios puntos clave:

1)      Regularizar el nombramiento de jueces. Así, el Presidente nombraría un magistrado cada dos años, garantizando con ello no sólo una igualdad a la hora de escoger magistrados que equilibraría la balanza en el Tribunal, sino que con ello se evitaría la disparidad de nombramientos a que hacíamos referencia al inicio del post. Ello supondría la elevación del número de miembros del Tribunal, hasta un máximo de 9 miembros, aunque únicamente los nueve miembros más jóvenes ejercerían como magistrados en las vistas. Contrariamente a lo que se piensa, la Constitución norteamericana no establece un número determinado de jueces del alto Tribunal. Cuando se creó por la Judiciary Act de 1789 se fijaron seis magistrados, y posteriormente se fue elevando hasta nueve, e incluso bajo el mandato de Lincoln y hasta el año 1869 incrementó hasta llegar a diez, para desde la última fecha quedar definitivamente fijados en nueve. Franklin D Roosevelt intentó de manera infructuosa elevar el número de miembros del Tribunal añadiendo un nuevo juez por cada magistrado que superara los setenta años, aunque sus razones eran netamente políticas (el hecho de que el Tribunal anulara varias de las medidas ejecutivas del New Deal), aunque, en este sentido, como indica algún autor “Quizá Roosevelt tomó la decisión correcta aunque por razones equivocadas

2)      Limitación de los mandatos. Steven G. Calabresi sugiere que se limite el mandato de los jueces a dieciocho años. Con ello se garantizaría que cada Presidente pudiera realizar, cuando menos dos nombramientos y se evitasen renuncias estratégicas como, por ejemplo, la recentísima de David Souter. No obstante, hay una propuesta de Calabresi cuando menos extraña, ya que una vez finalizado el mandato de los magistrados del Supremo, no sólo se garantizaría a los mismos una pensión, sino (cito textualmente) “the right to sit on the lower federal courts”, medida incongruente con la anterior, pues si bien cesa como juez en el máximo organismo se le permitiría acceder a tribunales inferiores.

3)      Obligación de renunciar cuando no puedan desempeñar efectivamente sus funciones. Con ello se pretenden evitar casos como el de John Marshall Harlan, William O. Douglas o los últimos meses de William Rehnquist (este último permaneció en su cargo pese a luchar con un grave cáncer de tiroides que finalmente acabó con su vida).

4)      Diversificar la procedencia de los magistrados. En efecto, por primera vez en la historia todos los magistrados del Tribunal Supremo han sido anteriormente jueces de Tribunales de Apelación. Algunos expertos creen que los candidatos debieran proceder de diversos y diferentes colectivos, como políticos (como en su día lo fueron Hugo Black o Earl Warren) o abogados (como Lewis Powell).

5)      Elección del Presidente del Tribunal Supremo y limitación de su mandato. Otra medida propuesta es la de que el Presidente del organismo sea elegido por y de entre sus integrantes, limitando el mandato del mismo a siete años.

6)      Creación de la Certiorari Division. Con ello se pretende evitar que el número de asuntos que llegan al Tribunal Supremo se reduzca cada vez más. En efecto, de los casi ciento cincuenta casos que llegaban al Tribunal Supremo a principios de los noventa actualmente el alto organismo únicamente conoce poco más de ochenta. Por ello, algunos expertos recomiendan que la labor de seleccionar los casos pase a un grupo de jueces de apelación, que sería el encargado de filtrar los casos que el Tribunal Supremo se vería obligado a enjuiciar.

Existen algunas peticiones menos controvertidas, como la instalación de equipos de grabación en la sala de vistas del Tribunal Supremo de tal manera que se pudiesen realizar grabaciones en soporte audio y video, y no sólo en audio como ocurre en la actualidad. David Souter manifestó en su día que “The day you see a camera come into our courtroom, it´s going to roll over my dead body”. Afortunadamente, con Souter retirado, no habrá que pasar por encima de su cadaver para realizar este pequeño avance.

Anuncios

Un comentario el “¿REFORMAS ESTRUCTURALES EN EL TRIBUNAL SUPREMO NORTEAMERICANO?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s