RECETAS GROUCHOMARXISTAS FRENTE A LA CRISIS ECONÓMICA.

En los últimos días se ha especulado mucho con la reforma laboral que pretende abordar el ejecutivo español. Ampliar la edad de jubilación, tomar en consideración toda la vida laboral a la hora del cálculo de la pensión, reducción de las prestaciones, e incluso el día de hoy el diario El Comercio ha publicado que el gabinete estudia seriamente financiar parte de las cantidades a abonar por despido para evitar el abaratamiento de este. Sería ya sumamente hilarante que el gobierno financiara el coste de los despidos, porque no estamos hablando ya de garantías del trabajador en caso de insolvencia empresarial (para algo está el Fondo de Garantía Salarial, por el cual tanto empresarios como trabajadores cotizan), sino todo tipo de indemnizaciones por despido, con independencia de la solvencia o insolvencia empresarial. Otra receta que se propone desde el gobierno es el aumento de la procedencia de los despidos por causas económicas. En fín, que como siempre quien paga el pato es el pobre trabajador.

Sin embargo, la élite política continúa situándose en la burbuja de cristal, contemplando impertérrita el negrísimo panorama que se avecina como si no fuese con ella. Al fin y al cabo, en las altas esferas de la política la fidelidad se premia: jubilación asegurada con la máxima pensión en caso de ser elegido en dos legislaturas, reconocimiento del desempleo, recolocación en una de las múltiples Administraciones, entidades u organismos controlados por el partido y, como no, alegres dispendios que se reflejan en generosas partidas presupuestarias difícilmente justificables y que, además, escapan a todo control, interno o externo. En una época donde la morosidad crece día a día con la inconsciente complicidad del poder judicial, nos encontramos con que partidos políticos y sindicatos siguen contando con financiación pública; con que las organizaciones no gubernamentales, pese a la conjunción disyuntiva que separa el sustantivo del adjetivo se financian en muchos casos con partidas presupuestarias públicas; con televisiones públicas megadeficitarias que no son más que un coladero de amigos políticos. Todas las invocaciones a la austeridad que desde el poder se nos realizan deben chocar con la cruda realidad: se predica la austeridad del ciudadano frente al dispendio del dinero público, quizá porque muchos dirigentes se hayan tomado en serio la afirmación de cierta ministra cuando dijo alegremente que “el dinero público no es de nadie”.

Todo este monumental desconcierto del ejecutivo me ha evocado uno de los más célebres episodios del marxismo….pero del marxismo grouchista. En concreto, toda la declaración de principios que Rufus T. Firefly (Groucho) realiza cuando es nombrado Presidente de la nación de Freedonia. Cuando se le pregunta cuáles van a ser las líneas maestras de su administración, comienza a esbozarlas al son de la música y, entre otras lindezas, afirma que “el último gobernante de este país casi lo arruina. Si creen que conmigo les va a ir mejor, lo llevan claro.”, aunque quizá sea más realista y actual cuando manifiesta que “no pienso hacer nada malvado o injusto y seré absolutamente honrado. Pero si pillo a alguien aceptando un soborno y no me da mi parte, lo enviaré al paredón”.

En fín, que para desdramatizar un poco la cosa e intentar que el lector esboce una sonrisa, les ofrezco dos momentos de la película Duck Soup. La primera secuencia es la escena de presentación de Rufus T. Firefly como presidente de Freedonia, y si el amable lector se sitúa en el minuto seis de la reproducción observará el “peculiar” programa grouchomarxista para sacar al país de la crisis. La segunda es nada más y nada menos que la reunión del gabinete ministerial.

Anuncios
de Monsieur de Villefort Publicado en Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s