GARZÓN ¿ARBOL CAÍDO?

Es pública y notoria la opinión que el autor de estas líneas tiene sobre en juez Baltasar Garzón. Es igualmente vox populi que quien suscribe ha venido manteniendo que el máximo órgano de gobierno de los jueces estaba cometiendo, en el más generoso de los supuestos, una imprudencia temeraria al mantener a este sujeto en la judicatura, y menos aún en el órgano judicial en el que se encuentra. Pues bien, hoy ha saltado a la prensa en grandes titulares que el Consejo General del Poder Judicial ha iniciado los trámites para suspender cautelarmente a Garzón una vez el Tribunal Supremo ha apreciado indicios de que el juez ha cometido un delito de prevaricación. El personaje en cuestión tiene grandes defensores y grandes detractores, pero a nadie deja indiferente, y ello se traduce a nivel periodístico en diferentes valoraciones de la noticia, que enfrentan a partidarios y opositores al juez estrella por excelencia.

Las hazañas de este personaje, a quien en intervenciones anteriores en este mismo foro hemos denominado en varias ocasiones “payaso número uno” de la judicatura, son realmente siniestras y han sido convenientemente divulgadas en artículos periodísticos y en voluminosos libros de gran difusión, donde abiertamente se le imputaban actuaciones que en la más benévola de las interpretaciones hubieran debido suponerle varios expedientes disciplinarios. Recomiendo encarecidamente a los lectores de este blog que echen un vistazo a las breves pero jugosísimas páginas que el maestro Alejandro Nieto dedica en su libro El  desgobierno judicial (tan brillante como injustamente silenciado por la doctrina oficial) a definir al juez estrella, así como al indispensable libro Garzón, juez o parte, de José Díaz Herrera, un estudio auténticamente demoledor para el juez, donde se relatan actuaciones auténticamente bochornosas del juez estrella, que revelan no solo un desprecio (cuando no desconocimiento) de la ley por el aún integrante del poder judicial, sino las pésimas instrucciones de sonoros asuntos con extraordinaria relevancia mediática, así como un irreprimible afán por hacerse con jugosos sumarios en manos de otros compañeros que, sin duda, no sabrían extraer a los mismos el partido que tendrían en las manos del juez por excelencia. Actuaciones tan bochornosas como la petición (¡¡en 2009!!) de una partida de defunción de Francisco Franco, Emilio Mola o Queipo de Llano son ejemplos de la particular interpretación de la ley que hace el sujeto, quien al parecer desconoce la existencia de la figura del hecho notorio. Las auténticas piruetas legales de este magistrado, que en numerosos casos bordeaban peligrosamente las fronteras de la legalidad, le han llevado a dar bandazos a sumarios en función de criterios estrictamente políticos y extralegales. Es, en la humilde pero firme opinión de quien esto escribe, no un juez independiente que aplica la ley, sino de un frustrado político que utiliza la ley en función de sus peculiares aspiraciones personales.

Hace ya tiempo que el señor Garzón debiera haber sido apartado sonoramente de la carrera judicial, pues cada minuto que permanezca en la judicatura continúa siendo un elemento perturbador y un foco de profundo desprestigio para la misma. No obstante, de una cosa no tengo la menor duda: el día en que el árbol caiga, serán muchos los que, antaño amigos y partidarios de la estrella mediática, se aprovecharán para extraer leña del mismo. Quien haya tenido la ocasión de leer la primera parte de El diecinueve de marzo y el dos de mayo, el episodio nacional en el que Benito Pérez Galdós narra la revuelta que acabó con el otrora todopoderoso valido Manuel Godoy, comprobará la generalización de la ingratitud ante el espectáculo de un ídolo caído.

Anuncios
de Monsieur de Villefort Publicado en Opinión

7 comentarios el “GARZÓN ¿ARBOL CAÍDO?

  1. Haciendo un paralelismo es como si la Gestapo, después de la guerra, intentara encausar a los jueces que se atrevieron a juzgar al nazismo.

    Clama al cielo que sean los herederos de los cobardes asesinos cuneteros de Falange y los fascistas de Manos Limpias a los que se permita ejercer la acción popular.

    A tí, tan conocedor del derecho norteamericano. ¿Para cuando una figura similar a los “vexation litigants” para indeseables como éstos?

    Mira que hay motivos para procesar a Garzón: pagos recibidos por Bancos, interceptación de conversaciones de Letrados etc,,. Pero que, al final se lo carguen por esto, es como para montar en una patera y olvidar para siempre este repugnante país.

    Alegret.

  2. En primer lugar: en España hubo dos amnistías, una en 1969 y otra en 1977. Para todos. Porque, de no existir, hubiera debido procesarse a Santiago Carrillo por el asesinato en masa de Paracuellos, algo que está absolutamente probado (entre otros, por el libro Spain betrayed, de Ronald Radosh y otros, donde se publican documentos de los archivos soviéticos). Garzón rechazó procesar a Carrillo (con razón -procesal, que no de fondo-) basándose en la amnistía de 1977. Si nos ponemos a juzgar por crímenes del pasado, desde el asesinato de Viriato y Quinto Sertorio no vamos a parar. Y, por cierto, generalizar al hablar de “cobardes asesinos cuneteros de la Falange”, como todas generalizaciones, me parece injusta y desproporcionada. Porque por esa regla de tres otras personas podrían hablar de “herederos del chekismo” (o del gulag) para determinadas agrupaciones que pululan por nuestra fauna política nacional. Además, me pregunto yo, ¿Por qué el juez estrella no ha puesto la misma diligencia en “investigar” el exterminio del POUM y el asesinato de Andrés Nin (no debida precisamente a armas falangistas, requetés, cedistas ni cualquier otra de las que apoyaron al bando nacional)?
    En cuanto a Garzón, yo personalmente le hubiese procesado no sólo por los pagos recibidos de bancos, sino por la acusación (nunca desmentida) que se realizó en uno de los libros que cito en el post de que el magistrado “preparaba” las testificales a altas horas de la madrugada.

  3. Pues me ratifico en lo de asesinos, cuneteros y cobardes. Señoritos fascistas que jugaban a la justicia social en los cafés de provincia sin combatir jamás en el frente. Homosexuales reprimidos, como el Ausente y psicópatas engominados con correajes.

    Hombre, que cite a Ronald Radosh,(acreditado neocon) un jurista como tú y que hables de “absolutamente probado” la responsabilidad de Carrillo en Paracuellos, cuando menos me resulta extraño. Cualquiera que conozca un poco el tema sabe que esos documentos en que se basan fueron traducidos torticeramente por el engendro de César Vidal y seguidos como dogma de fe por antiguos terroristas metidos a historiadores como Pío Moa. Además de Ricardo de la Cierva, cuyo padre fue asesinado allí.

    Sabes tan bien como yo, que no hay ninguna prueba documental que incrimine a Carrillo por Paracuellos. Otra cosa es que -conocedor de las sacas- hiciera la vista gorda, pero él no dio la orden de perpetrar esos asesinatos, entre otras cosas, porque su jurisdicción territorial empezaba y acababa exclusivamente en el término municipal de Madrid. Lo demás es maniqueismo y manipulación histórica.
    Y acabo: por cada Paracuellos de un lado hubo decenas de miles de Paracuellos en el otro, nunca investigados.
    Tengo que reconocerte que aunque nuestro ideario sea diferente, sigo admirándote y tu blog me parece magnífico. Pero, por favor, no saquemos los pies del tiesto.
    Alegret.

  4. Dos precisiones:
    Comenzando por el último párrafo: cierto que nuestra ideología está en las antípodas, pero siempre he defendido en público y en privado que una discrepancia ideológica no es incompatible con un diálogo civilizado. En todo caso, quiero agradecer la valoración del blog.
    En segundo lugar, Ronald Radosh no es autor, sino compilador de los documentos extraidos de los archivos soviéticos, y el libro que yo he consultado lo he hecho en su versión original inglesa, dado que la traducción española tiene omisiones que no alcanzo a explicar y algunas frases concretas me parecen algo dulcificadas. En cuanto a la responsabilidad de Santiago Carrillo está absolutamente probada y acreditada desde nada menos que 1944. El propio acusado esgrimió diversos motivos que posteriormente fue abandonando según se le venían abajo: primero que no sabía ni tan siquiera donde estaba Paracuellos, luego que no sabía nada, luego que fueron incontrolados, luego que él únicamente había ordenado el traslado….Y así sucesivamente.
    Discrepo en cuanto a la calificación de los falangistas, y calificar de “homosexual reprimido” a José Antonio Primo de Rivera me parece sinceramente fuera de lugar, amen de ser rigurosamente falso. Máxime teniendo en cuenta que yo podría decir perfectamente que en el otro bando existía única y exclusivamente un grupo de envidiosos que únicamente aspiraban a ocupar el puesto de los “señoritos” a los que criticaban. Y, por cierto, crímenes no investigados existieron en los dos bandos. En el nacional (por supuesto) pero también en el mal llamado republicano (Stanley Payne dixit). Pero ponernos a estas alturas a discutir sobre crímenes acaecidos tres cuartos de siglo atrás me parece fuera de lugar.
    En todo caso, como habrás podido observar, en este foro se respetan todas las ideas y no se censura ni una sola línea a nadie, aunque la discrepancia con el autor del blog sea tan evidente. Creo que eso es una muestra de un auténtico talante liberal, como en su día dijo Gregorio Marañón.
    Igualmente, pese a esta evidente discrepancia ideológica, respeto sobremanera tus intervenciones y espero que sigas interviniendo en el foro, pues la diversidad es mucho más atractiva que la monotonía.
    Un cordial saludo.

  5. Lección de tolerancia, estimado colega.
    Además tienes la deferencia de citar a uno de los grandes hombres del Siglo XX -y con quién de manera indirecta tuve lejana relación- como fue el Dr. Marañon.
    Ojalá hubiera habido muchos como él. Pero, te recuerdo que también él fue objeto de represalias por los ganadores. Así que, que no osen apropiarse los devotos de Frascuelo y de María de su figura como quieren hacer con Miguel Hernández y tantos otros.

    Un cordial saludo.

    alegret.

  6. Hola Sr. de Villefort, ¿cómo está usted?. (Qué pregunta más tonta).
    Lo cierto es que se dice por ahí que: “El juez Baltasar Garzón atraviesa el punto más delicado de su carrera judicial al ser imputado en dos procedimientos. Uno por abrir causa general contra el franquismo y otro por los polémicos cursos que impartió en Nueva York. En el primero de ellos el Alto Tribunal ya ha ratificado que existen indicios suficientes como para que sea acusado de prevaricación. Es en esta coyuntura cuando un grupo de amigos del juez estrella, alentados por el decano de los jueces centrales de instrucción de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, y la fiscal Dolores Delgado, han tomado la iniciativa de recoger firmas para proponer al ministro de Justicia, Francisco Caamaño, que solicite la concesión para Garzón de la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort,
    distinción creada por Franco el 23 de enero de 1944 y destinada a aquellas personas que hayan contraído “relevantes méritos” en el servicio a la Justicia. Los garzonistas mantienen que el magistrado ha realizado una “extraordinaria” aportación “desde parámetros legales y constitucionales”.

    El ambicioso juez, juguete desechable del Poder, llega al momento de máximo equilibrio en las cuerdas de la Justicia del Estado de poderes inseparados: suspendido entre el encumbramiento del “superjuez” y un posible procesamiento. En caso de que todo prosperara podríamos hallarnos ante un reo recompensado con la máxima condecoración existente en el mundo del Derecho en virtud de su “extraordinaria” aportación a la causa de la oligocracia.

    La máxima proeza de Baltasar Garzón, amén de su celo para cazar chivos expiatorios de la corrupción del propio régimen y de ver cómo se le escapan los narcotraficantes, ha sido abrir causa general contra el franquismo en connivencia con las ARMH. Junto a estas asociaciones, creadas fraudulentamente por la partitocracia y fundadas gracias a documentos e información privilegiada heredada del franquismo por el PSOE, ha hecho que por una parte se hayan exhumado cadáveres de fusilados de la Guerra Civil, con todo lo que ello conlleva, incluido que finalmente se especulara con los terrenos, y por otra la más repugnante de las acciones emprendidas desde el paso de la dictadura a la oligocracia: la desmemoria histórica. Para ello se han alterado trazados arquitectónicos de pueblos y ciudades; se han sustituido nombres de calles por los de hombres que dieron su vida por la República, con el pretexto de que es una manera de devolverles la “dignidad” y se han inventando sus vidas hasta límites insospechados relacionando esas biografías con la “democracia actual”; se ha promovido que muchos descendientes hayan acudido a los centros oficiales a buscar datos de sus seres queridos desaparecidos, para que finalmente sólo estuvieran disponibles aquellos que a quienes gobiernan interesaban. Y lo más aberrante de todo es que han continuado, con más dureza si cabe, que cabe, con la estigmatización y la correspondiente caza de brujas realizadas por el franquismo a las familias republicanas verdaderamente demócratas.

    No tengo la menor duda de que el juez merece la condecoración y la cárcel.”

  7. Garzón no comprende lo que le está pasando. Su engolamiento no le permite alcanzar a entender que ha dejado de ser útil. Sería insultar a la magnífica Gloria Swanson de “El crepúsculo de los Dioses”, pero el alejamiento de la realidad, el enrocamiento frente a un mundo que la situó en lo más alto para luego dejarla caer, y la imposible aceptación del final sin perder nunca la pose, tienen algo de parecido con la actitud del Magistrado.

    Los GAL han pasado y el caso Gürtel se ha convertido en un asunto de segundo grado político. Nuevos astros amanecen en el panorama judicial como promesas juveniles. Si el magistrado lograra atisbar si quiera que investigar al régimen anterior le llevaría irremisiblemente a inculpar penalmente a los máximos responsables del presente, protagonistas de la Santa Transición, e incluso al propio rey, de no haber protegido su responsabilidad penal por vía constitucional, quizá conseguiría tocar tierra su elevada persona. Todo se conjura contra el en un instante.

    El Tribunal Supremo (TS) acuerda, a la par de rechazar el recurso de Garzón contra su imputación por prevaricación al abrir causa general contra el franquismo, investigarle por el dinero que recibió del Banco de Santander durante su estancia en Nueva York entre 2.005 y 2.006. En el recurso contra su imputación en este último asunto por la querella presentada por prevaricación, cohecho y estafa, se defiende diciendo que le han tratado peor que a cualquier ciudadano por ser miembro del Poder Judicial. “Bien está que se pretenda que los jueces sean tratados igual que los demás ciudadanos, pero no que sean tratados peor que ellos (…) El TS haría un flaco favor al respeto debido al Poder Judicial si permitiera que la presión mediática y el uso abusivo y fraudulento de la acción popular consiguiese abrir una causa ya resuelta”, explica en su escrito.

    Abandonado a su suerte, hasta los abogados se meten con él. Le han perdido el respeto, o mejor dicho, el miedo. Cuando en este país te caes al suelo, los golpes no sabes ni de dónde te vienen. El Colegio de Abogados de Madrid, mantiene su intención de querellarse contra D. Baltasar por ordenar la intervención de las comunicaciones entre imputados del “caso Gürtel” en prisión y sus letrados según ha asegurado su Decano D. Antonio Hernández-Gil.

    Puede que el juego no haya acabado, pero la situación es delicada. Al mismo tiempo Dña. Gabriela Bravo y sus amigos del CGPJ se repartían en frente del Palacio de las Salesas los nombramientos de nuevos Presidentes de Sala de varios Tribunales Superiores de Justicia “concitando voluntades suficientes”. Sic transit gloria mundi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s