OBAMA Y SU POLÍTICA ANTITERRORISTA: EL CLAMOROSO SILENCIO DE LA PRENSA ESPAÑOLA.

El pasado día 6 de abril de 2010 el diario norteamericano New York Times publicaba una noticia que ha pasado prácticamente desapercibida en nuestro país, con alguna honrosa excepción. Bajo el titular U.S. Approves Targeted Killing of American Cleric, el diario estadounidense se hacía eco de la medida extraordinaria acordada por la Administración Obama, consistente en autorizar el asesinato de Anwar al-Awlaki, clérigo musulmán de origen americano. Como el propio artículo indica, se trata de una medida extraordinaria que carece de precedentes incluso en la Administración Bush, según manifiesta al periódico en cuestión un antiguo funcionario del ejecutivo. No obstante, según declaraciones del director de la CIA, cuando las acciones directas pueden conllevar el asesinato de ciudadanos americanos, debe solicitarse del ejecutivo la correspondiente autorización.

No entramos en este momento a valorar el acierto o desacierto, lo adecuado o inadecuado, lo proporcional o no de la medida, ni en hacer ninguna valoración sobre el fondo de la misma, sino sobre el hecho del clamoroso silencio que la prensa española en este particular. Ya hemos dicho en alguna ocasión anterior la veneración casi orgiástica que el mundo periodístico español siente por el actual mandatario norteamericano, y que lleva a correr un tupido velo de silencio sobre toda aquella noticia que pueda manchar su reputación. Así, asuntos tan delicados como esta medida extrema sin precedentes quedan hurtados del debate nacional hispano dado el voluntario silencio de la prensa española sobre el particular. La gran promesa electoral de Obama, consistente en cerrar Guantánamo en el plazo de un año desde su toma de posesión, ha sido notoriamente incumplida, aunque en este supuesto nuestros diarios han optado por achacar tal incumplimiento a la presión de los republicanos o, en el mejor de los casos, a las dificultades que el mandatario tiene en el legislativo. El vergonzoso comportamiento del ejecutivo norteamericano en el asunto Kiyemba que llegó incluso al Tribunal Supremo, vale por todo un tratado de hipocresía. La renuncia tanto del legislativo como del ejecutivo (ambos en manos demócratas) a abordar el estatus jurídico de los presos de Guantánamo, que dado lo espinoso del tema se ha optado por depositar íntegramente en las manos del poder judicial, tampoco está siendo objeto de tratamiento el mundo de la prensa escrita española. Eso sí, creo que no existe un español que no haya oído hablar de la reforma del sistema sanitario estadounidense propiciada por el actual mandatario, asunto éste al que todos los periódicos han dedicado grandes titulares con la cual los noticiarios de las diferentes cadenas televisivas abrieron sus noticiarios a bombo y platillo. Reforma sanitaria, eso sí, que ha quedado profundamente descafeinada tras su paso por la Cámara de Representantes y por el Senado, y que en ningún caso supone el establecimiento de un sistema de Seguridad Social como el que tenemos en nuestro país (aspecto éste que el propio Obama subrayó el mensaje que, para defender la reforma, dirigió en su momento al Congreso). Pero eso da igual, lo importante es vender la imagen idealizada de un Obama con ese yes we can que en muchos aspectos debería complementarse con un but we won´t.

No se trata con esto de justificar los desmanes y despropósitos que se cometieron bajo el mandato de George Bush en nombre de la lucha contra el terrorismo. Pero en esta materia Obama está incurriendo en todos y cada uno de los vicios de su predecesor, por los que éste tan criticado y vituperado fue en todos y cada uno de los periódicos españoles. Por el contrario, respecto a Obama nuestra prensa nacional inclina respetuosa la cerviz ensalzando el pacifismo del afroamericano y celebrando como la que más que le haya sido concedido el nobel de la paz. Sin importarle que su política antiterrorista, tanto a nivel interior como exterior, no se haya movido un ápice de la de los gobiernos republicanos.

Anuncios
de Monsieur de Villefort Publicado en Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s