JESÚS CHAMORRO Y JOSÉ RAMÓN CHAVES: SEMBLANZA DE DOS JUECES ASTURIANOS.

Hoy día 6 de mayo de 2010 el diario La Nueva España publica, bajo el titular La horma judicial del Principado, una semblanza de dos magistrados de la región, en concreto de Jesús Chamorro González y José Ramón Chaves García. Los dos tienen muchas cosas en común: ambos son asturianos y nacidos en Oviedo, ambos son aún relativamente jóvenes, ambos tienen la condición de especialistas en la rama contencioso-administrativa y ambos tienen un altísimo prestigio dentro de la judicatura. Sin embargo, mientras Jesús Chamorro ocupa plaza en el Tribunal Superior de Justicia tras una carrera judicial a la que accedió por oposición, José Ramón Chaves continúa como titular del juzgado de lo contencioso-administrativo número cinco de Oviedo (aunque supongo que su salto al Tribunal Superior de Justicia es cuestión de tiempo) y su acceso a la judicatura tuvo lugar por el cuarto turno tras un previo, extenso y prestigiosísimo currículum técnico y profesional en el que es destacable un corto periodo como Director General de Universidades del Principado. Además, si algo debemos agradecer a José Ramón Chaves es su impresdincible blog dedicado al derecho administrativo, que nos permite diariamente, sobre todo a quienes nos dedicamos profesionalmente a dicha rama jurídica, no sólo mantenernos al día en una disciplina tan cambiante, sino en muchísimas ocasiones aprender cosas nuevas en dicha materia o contemplar determinadas instituciones o supuestos desde una perspectiva que nos había pasado desapercibida

Si el diario regional les dedica una semblanza es porque ambos han propinado severos varapalos a la Administración autonómica. En efecto, los dos magistrados han demostrado que una judicatura independiente puede lograr, desde la estricta aplicación de la ley, corregir ciertas actuaciones de la Administración que se sitúan extramuros del derecho. En efecto, aspectos como la carrera profesional (perpetrada atropelladamente por el ejecutivo regional) o los continuos nombramientos del Principado vulnerando las previsiones legales han recibido el oportuno correctivo desde el poder judicial. Aplaudo junto con el diario la loa a ambos jueces aunque, si se me permite el lamento, es triste que sea noticia por extraordinario lo que debiera ser normal. Que sean únicamente dos los jueces que han puesto en su sitio a la Administración recordando a ésta los límites en los que debe operar  es un hecho que habla por sí solo.

A Jesús Chamorro hay que agradecerle, además, que haya sido él quien ha propinado igualmente sonoros varapalos a la política de personal del Ayuntamiento de Gijón (caracterizada en estos temas por una concepción decimonónica y cuasicaciquil del poder público) por vía de recursos de apelación a las sentencias del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Gijón (cuyo titular, por cierto, también es asturiano, aunque no de la capital sino nacido en Gijón), que en materia de personal siempre se ha comportado más como un escudo protector de del Ayuntamiento o un fuero privilegiado de la corporación gijonesa que como un juzgado. Y quien piense que exagero consulte, por ejemplo, en este post la “valiente” sentencia del órgano judicial gijonés que avala la destrucción de exámenes antes de la finalización del proceso selectivo basándose en las declaraciones del un testigo que aseguraba que tal destrucción respondía a una “práctica habitual” (sic). El porcentaje de sentencias desestimatorias en materia de personal de dicho órgano supera con creces el noventa y cinco por ciento, por lo que creo con ese dato sobren las palabras.

Creo que Tomás Ramón Fernández acertaba cuando años ha concluía uno de sus trabajos manifestando que juzgar a la Administración contribuye a administrar mejor. Y yo añado, para quien quiera entender, que si algo demuestran los casos de Jesús Chamorro y José Ramón Chaves es que no se es mejor juez ni se goza de más prestigio por ser un levógiro cuyas resoluciones invariablemente se inclinen hacia la Administración. Como tampoco lo sería quien se inclinase siempre del ciudadano, todo sea dicho, que también existen ciudadanos cuyas pretensiones frente a la Administración son rayanas en lo temerario.

Anuncios

4 comentarios el “JESÚS CHAMORRO Y JOSÉ RAMÓN CHAVES: SEMBLANZA DE DOS JUECES ASTURIANOS.

  1. Gracias por tus generosas palabras hacia mi compañero Jesús Chamorro y para mi persona. Tienes razón en que ambos compartimos un sentido de la justicia sin servidumbres políticas y eso puede comportar el peaje de una lectura política de las sentencias dictadas en derecho. Un cordial saludo, y gracias por tus aportaciones en tu blog, y desde los foros, a hacer un mundo mas justo.

    Fdo. J.R. Chaves

  2. No conozco personalmente a ninguno de los dos (salvo a uno, de sala un par de veces), pero no creo que sean malos jueces, aunque la prensa los ponga bien, en una crónica de vergüenza ajena que parece escrita por la abuela. Lo que sí puedo decir, como cualquiera que esté un poco informada de esto, es que ninguno de ellos tiene la exclusiva de darle caña a la administración asturiana, aunque los demás jueces que lo hacen, creo que más y mejor que ellos, no tengan la misma afición a los medios de comunicación, a promocionarse y a oirse cuando hablan.

  3. Chaves accedió vía cuarto turno, tras suspender la oposición en dos ocasiones, lo que no resta mérito a su dedicación al Derecho Administrativo, pero tampoco le otorga un “plus”.

    Por otro lado, acaso sólo aquéllos funcionarios que le hemos conocido como Letrado de la Universidad, sabemos de su “sostenella y no enmendalla”: podríamos, por ejemplo preguntar a aquél funcionario salmantino que vio como se le negaba cualquier retribución por muchas horas extraordinarias realizadas. Chaves reconoció, en conversación con personas cercanas, que el funcionario en cuestión no sólo llevaba toda razón en su reclamación… sino que ni el mismo Chaves se explicaba cómo el Tribunal se la había dado a la Universidad (y, por ende, a él, su Letrado). Puedo asegurar que para éste y otros funcionarios de aquél entonces, Chaves no es precisamente su ídolo.

    Este mundo del Derecho resulta ser tan diminuto que muchos conocidos comunes nos ponen en antecedetes sobre qué ha sido de la vida de unos y otros. Y del paso de Chaves por la Dirección Regional de Universidades, nos queda a algunos el recuerdo de la opinión de Chaves acerca de la cualificación intelectual (a buen entendedor …) de su Consejera (sobre la que pasaba y pisaba, poniendo en antecedentes de sus obras a los periodistas … sin dar cuenta de esas obras a su Consejera, siempre a uvas, la pobre mujer, de las andanzas de su Director y, claro, eternamente enfadada con él a causa de semejante ninguneo).

    Y sólo hace falta un viaje a la hemeroteca para recordar la sangrienta batalla habida entre Chaves y Julio Rodríguez: artículo periodístico día sí y día también. Chaves consiguió hacer intervenir al Tribunal de Cuentas, que no halló indicio alguno de delito en el entonces Rector (no digo yo que quizás no hubiese algún tipo de “irregularidades”).

    Como fuese, Chaves nunca pidió disculpas al ex-Rector … quizás porque éste murió de cáncer unos dos meses después de finalizar la investigación.

    Por ello y cien cosas más que imagino me llevaré a la tumba (y no será a corto plazo, lamento comunicar) no puedo estar más de acuerdo: Jueces “estrella”… no son los que están día sí y día no en los medios, empeñados en particulares cruzadas, en loor y gloria de sus egos y de muy particulares venganzas. Sino aquéllos que trabajan sin más recompensa que la del gusto de su propia conciencia y el servicio escrupuloso a la Justicia

    Y bien… Mr. Hide no es un mito. Es sólo que de algunas personas sólo conocemos lo que ellas quieren que conozcamos . Y “picamos”. No falla.

    • Tus palabras son un ejemplo de que las personas que destacan no dejan indiferente a nadie. Para bien o para mal. Pero conozco a muchos que se manifestarían de modo parecido sobre él, por motivos ocultos y espúreos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s