LEGALIDAD BURLADA

Todo hombre democrático, es decir, todo hombre que respete la idea del derecho, debe preferir ver suspendida la legalidad a verla burlada y escarnecida.”

(José Ortega y Gasset)

La frase que abre el presente post corresponde a un artículo publicado el día 20 de febrero de 1920  en el diario El Sol, y que llevaba por título La hora de Hércules. Aunque el artículo se publicó sin firma, quizá debido al hecho de que el autor solicitaba abiertamente en ese momento la constitución de un gobierno militar, el mismo pertenecía indudablemente a don José Ortega y Gasset, como lo prueba el hecho de que el mismo se incluyó siempre en las ediciones de sus obras completas (en concreto, y en la edición que manejo, en las páginas 318 a 320 del Tomo III de las Obras Completas publicadas en coedición por la Fundación Ortega y Gasset y la Editorial Santillana). Si bien como filósofo Ortega fue una de las cumbres del pensamiento español, cada vez que se acercó a la política sus resbalones fueron morrocotudos. Aunque el trabajo político más conocido es el artículo El error Berenguer, se olvida muy frecuentemente que, con anterioridad, don José había apoyado abiertamente a Miguel Primo de Rivera en su artículo Sobre la vieja política, publicado el día 27 de noviembre de 1923 (y donde manifestaba que “Alfa y omega de la faena que se ha impuesto el Directorio militar es acabar con la vieja política. El propósito es tan excelente, que no cabe ponerle reparos. Hay que acabar con la vieja política […] Si el movimiento militar ha querido identificarse con la opinión pública y ser verdaderamente popular, justo es decir que lo ha conseguido por entero”), a apoyar de manera no menos entusiasta al gobierno de Dámaso Berenguer en un artículo titulado Organización de la decencia nacional, publicado el día 5 de febrero de 1930 (“el gobierno actual, tal y como está constituido, ofrece garantía suficiente de decencia jurídica. Al menos a mí me la merece absoluta […] De suerte que este Gobierno del general Berenguer es plenamente lo que cabe pedir que sea”). Ya sabemos que después apoyó la República para acabar desengañándose con aquél triste “No es esto, no es esto”, y acabar apoyando abiertamente al bando nacional junto con Gregorio Marañón y Ramón Pérez de Ayala. ¡Notable coherencia política la del célebre filósofo!

Sin embargo, creo que acierta Ortega al manifestar que el hombre verdaderamente democrático debe preferir ver suspendida la legalidad a burlada. Máxime cuando la burla a la legalidad pasa a ser regla general y su cumplimiento la excepción. Pero lo triste es que en ocasiones la burla a la legalidad se hace para mayor escarnio en nombre de la propia ley. Continuamente estamos viendo comportamientos escandalosos que se recubren vergonzosamente bajo el ropaje de la “adecuación a derecho” y de “cumplimiento estricto de la legalidad” cuando no estamos sino ante auténticas burlas jurídicas que debieran conllevar un reproche colectivo. Cerrar los ojos a la flagrante vulneración de la ley, guardar silencio ante los comportamientos intolerables es la actitud más generalizada y conformista porque, como bien dice Alejandro Nieto en su imprescindible Balada de la justicia y la ley, la prudencia aconseja no remover inmundicias ni escarbar en los muladares. Sin embargo, voces como la del profesor Nieto han desafiado la corrección y han puesto el dedo en la llaga al demostrar cómo en muchas ocasiones, cada vez más, la potestas cada vez se encuentra más divorciada de la dignitas. El propio Nieto lo resumió con una tesis indiscutible: la retirada del Estado de Derecho de la antaño sacrosanta misión de impartir Justicia: el Estado ya no pretende alcanzar el ideal de justicia, sino ofrecer a cada conflicto una solución “fundada en derecho” que no necesariamente tiene ser justa.

Cada vez más la ley es objeto frecuente de burla y mofa. Y cuando el descrédito alcanza tales dimensiones, debemos preocuparnos, porque es indicio más que evidente que algo está fallando en la sociedad.

Anuncios
de Monsieur de Villefort Publicado en Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s