CAMPEONES DEL MUNDIAL O EL “SIGLO DE ORO” DEL DEPORTE ESPAÑOL.

Este mundial 2010 no sólo será recordado por la victoria española, sino por aspectos tan ajenos a lo deportivo como la revelación del futurólogo pulpo Paul y por la rosácea polémica que afectó de manera injusta al capitán español Iker Casillas y a su actual pareja sentimental (y que fue respondida brillantísimamente por el capitán español con el ya célebre beso con que obsequió públicamente a Sara Carbonero tras la Victoria a la que tan decisivamente Casillas contribuyó), y que si algo demuestra es la agonía del otrora caballeroso imperio británico y la inevitable decadencia de medios que antaño fueron pilares del sistema inglés y fuente indispensable por su rigor. informativo Quienes hayan visto la película La vuelta al mundo en ochenta días (la versión buena, es decir, la dirigida por Michael Anderson en 1955), recordarán la célebre escena en que el protagonista, acompañado de su criado Passepartout y del brigadier inglés sir Francis Cromarty, atravesaba la India en ferrocarril y éste se detiene abruptamente en medio de la selva al no estar concluido aún el trazado; es entonces cuando el flemático, metódico e inalterable Phileas Fogg reprocha educadamente al ingeniero encargado del ferrocarril que los periódicos británicos habían anunciado la conclusión de la línea ferroviaria. El ingeniero, interpretado por Ronald Colman, indicaba con una de sus célebres sonrisas “Must have been in the Daily Telegraph. Never would´ve read it in the Times”. Me temo que Colman, legendario intérprete del caballero-ladrón británico A.J. Raffles (personaje que, por cierto, interpretó igualmente David Niven) no podría decir hoy lo mismo de dicho periódico. ¡O tempora, o mores!

No obstante, las imágenes que nos muestran todas y cada una de las cadenas es que el sentimiento español sigue muy calado en la sociedad, hasta el punto de que el aragonés de nacimiento José Luís Carod Rovira mostraba su preocupación por la proliferación de banderas españolas en Cataluña, dando la razón a Ramiro de Maeztu cuando manifestaba hace más de un siglo que los políticos regionalistas no eran más que funa minoría de frustrados aspirantes a funcionarios estatales. Pero demuestran también que, al igual que en el siglo XVII, la brillantez cultural no siempre va acompañada de la bonanza económica y de la buena gestión política. Así, durante los reinados de Felipe III y Felipe IV, caracterizados por una situación económica al borde de la bancarrota, una nefasta gestión política simbolizada en los valimientos de Sandovales, Calderones y Guzmanes, y por unos separatismos que terminaron con la separación de Portugal y las revueltas de Andalucía y Cataluña, supusieron la etapa de mayor gloria de las letras españolas. Así, cuando en la actualidad no estamos atravesando precisamente una buena etapa ni política ni económica, al menos estamos deportivamente en nuestro siglo de oro, el oro de esa copa del mundial de futbol que con tanto esfuerzo lograron los jugadores de nuestra selección. Cayeron Lerma, Uceda y Olivares, pero Lope de Vega, Luis de Góngora, Francisco de Quevedo, Juan de Tassis, los Argensola, Tirso de Molina y Calderón de la Barca permanecen en el Olimpo literario (o en el Parnaso, por utilizar la expresión cervantina). Nuestros actuales dirigentes pasarán y la historia pronunciará su definitivo veredicto, pero siempre nos quedará esa copa del mundo que hará juego con la Eurocopa lograda hace dos años. Por ello, desde este foro, el autor une su voz a la de tantos españoles para felicitar a nuestra selección por la victoria tan duramente lograda. Victoria simbolizada en el capitán de la selección, que ha hecho gala de un comportamiento intachable y de una profesionalidad y gallardía encomiable en unos momentos que han tenido que ser dolorosamente difíciles en lo personal por unas críticas extradeportivas injustas, desproporcionadas, falsas y absolutamente fuera de lugar en un diario presuntamente serio, que para mayor escarnio obtuvieron eco en determinado sector (afortunadamente minoritario) del periodismo patrio.

Y para finalizar con una nota humorística, hemos de indicar que no fue el pulpo Paul el único que predijo la victoria de España. ¿No lo creen? Pues aquí podrán comprobar justo al iniciarse el mundial cuando menos dos célebres personajes pronosticaron la victoria española.

Anuncios

Un comentario el “CAMPEONES DEL MUNDIAL O EL “SIGLO DE ORO” DEL DEPORTE ESPAÑOL.

  1. Un saludo al ser la primera vez que participo en su blog.
    Cada vez estoy más convencido de la absoluta separación entre la España oficial, es decir, la representada por las instituciones y la clase política, y la España real, o sea, la sociedad civil que vive en gran parte al margen de esa oficialidad. Visto el fracaso de la clase política española, en concreto de quien maneja el timón del gobierno, que nos está conduciendo directamente al precipicio, cuando no estamos ya en él, la sociedad civil, representrada en este caso por el deporte, da un salto y se encarama a la cima del triunfo, como hemos tenido la oportunidad de ver con la selección nacional de fútbol, generando un entusiasmo entre el conjunto de los españoles y un fervor patriótico verdaderamente admirables, como demuestran los cientos de miles de banderas rojigualdas ondeando en todos los pueblos y ciudades de España y esa explosión de alegría como, creo, nunca antes hemos visto. Es, en definitiva, la expresión de una nación, de un pueblo que se enorgullece de ser español.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s