UN ANIVERSARIO CONSTITUCIONAL PASADO POR AGUA.

El pasado lunes día 6 de diciembre se celebró el trigésimosegundo aniversario de la aprobación en referéndum del texto constitucional, y sin embargo el tema del día era precisamente el de la declaración del estado de alarma, precisamente uno de los preceptos que sirve de fundamento para la limitación de ciertos derechos y libertades que la carta magna sirvió para garantizar. Un aniversario, pues, pasado por agua donde la Constitución no fue objeto de recuerdo alguno.

No ha sido este un año propicio para el ya veterano texto constitucional. El parlamento se encuentra en sus horas más bajas, con unos diputados cuya despreocupación por los problemas del común es cada vez más notoria, donde el nivel intelectual de los ministros raya en la idiocia, donde el gabinete una y otra vez hace caso omiso a resoluciones parlamentarias, donde el desprestigio de instituciones constitucionales ha descendido a niveles preocupantes, como el grotesco espectáculo de un Tribunal Constitucional que perpetra en un mes una sentencia que llevaba cuatro años en el congelador, haciendo decir a un texto estatutario lo que no dice; las Comunidades Autónomas convertidas en un pozo sin fondo de gasto público, amen de estar convirtiéndose cada vez más en un elemento desvertebrador del Estado (hace ya dos años, sostenía el profesor Francisco Sosa Wagner que la nación no se rompe, pero el Estado se fragmenta). Y para rematar la faena, justo en vísperas del cumpleaños constitucional, el gobierno decreta por primera vez en la historia de la democracia el estado de alarma, en medio de una polémica que en realidad encubre un conflicto personal entre el ministro de Fomento y los controladores aéreos (que, dicho sea de paso, como ya hemos indicado aunque han tenido lo que se merecen no son los únicos responsables, dado que gran parte de la culpa en este asunto la tiene un ministro cuya soberbia sólo es comparable a sus inmensas lagunas).

No ha sido éste, ciertamente, un aniversario feliz. Ni para la Constitución, ni para la sociedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s