MIENTRAS NUEVA YORK DUERME

Estos últimos días de las fiestas navideñas he podido ver de nuevo varios clásicos del séptimo arte que recientemente han aparecido editados en DVD. Entre ellos se encuentra una pequeña obra maestra de Fritz Lang, en concreto, Mientras Nueva York duerme (While the city sleeps).

Con un excepcional reparto encabezado por Dana Andrews y en el que se encuentran George Sanders, Thomas Mitchell, Ida Lupino, Rhonda Fleming y un magnífico Vincent Price, la película nos muestra dos historias paralelas unidas entre sí por un vínculo mediático: la de un joven repartidor que resulta ser un maníaco asesino dedicado a estrangular a jóvenes atractivas (el film se inicia, precisamente, con el asesinato de una joven en su apartamento) y la de varios periodistas de la empresa Kyne Enterprise (¿un guiño cinematográfico al “ciudadano Kane”?) que luchan por descubrir la identidad del asesino, sin reparar en medios para conseguirlo, aunque en realidad ese afán por descubrir quién se encuentra tras los espantosos crímenes encubre en deseo de alzarse con el puesto de director gerente que Walter Kyne, hijo del fallecido creador del grupo de empresas Kyne, ha decidido crear para estimular la lucha entre los distintos personajes que trabajan para el. Sin embargo, la lucha real se desencadena entre Mark Loving (magnífico George Sanders), director de la agencia de noticias Kyne y John Griffith (ajustado Thomas Mitchell), director del New York Sentinel, periódico del grupo, mientras que el tercero en discordia, el fotógrafo Harry Kritzer (James Craig) rehuye toda lucha concentrando su esfuerzo en seducir a la esposa de Walter Kyne. Mientras tanto, Edward Mobley (un eficaz Dana Andrews) ganador del premio Pulitzer y presentador de las noticias de televisión, se debate entre sus problemas sentimentales (se encuentra prometido con la secretaria de Loving) y profesionales (dado que su ayuda es solicitada expresamente por Griffith mientras que Loving envía a la seductora Mildred Donner –Ida Lupino- a sonsacarle información). En todo ese oscuro mundo de crimen, lucha, ambiciones y deseos se desarrolla esta magnífica película.

Son varias las escenas memorables en esta magnífica pieza del séptimo arte. Aquélla en la que un agonizante Kyne da orden de que se saque a toda plana la noticia del “asesino del pintalabios” indicando que desea que toda mujer se aterrorice cada vez que utilice precisamente un pintalabios; como aquélla en que los rótulos luminosos del edificio Kyne se apagan tras la muerte del fundador; aquélla en la que Walter Kyne, ante un retrato al oleo de su recién fallecido progenitor, confiesa a Edward Mobley su deseo de crear el puesto de Director Ejecutivo para fomentar la lucha entre los tres trabajadores del grupo Kyne; la escena en la que Mobley se dirige a través de la televisión hacia el desconocido asesino de mujeres mientras éste contempla inicialmente divertido pero, después, preocupado ante la descripción que el presentador realiza del retrato robot del criminal; la escena en la que Loving se ve obligado, delante de su jefe, a abortar la publicación de una noticia que contenía una errónea identificación del asesino; o aquélla en la que el abúlico Walter Kyne, en su lujoso ático, reflexiona sobre los progresos de cada uno de los candidatos al cargo que él mismo ha decidido crear utilizando tres cacahuetes a quienes identifica con cada aspirante; las clandestinas reuniones amorosas entre Kritzer y la esposa de Kyne, que ésta disfraza como visitas a su madre enferma; y, finalmente, la escena final donde en Edward Mobley persigue al asesino a través de los túneles del metro.

En definitiva, una pequeña joya del cine que merece ser visionada.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s