UN JUZGADO DE FLORIDA ANULA POR INCONSTITUCIONAL LA REFORMA SANITARIA DE OBAMA.

El pasado mes de diciembre un juzgado federal del estado de Virginia declaraba inconstitucional parte de la reforma sanitaria auspiciada por el presidente Barack Obama, noticia de la que nos hicimos cumplido eco en este blog en un post anterior. Pues bien, hace diez días ha sido un juzgado de otro estado sureño, en este caso el estado de Florida, quien ha puesto un nuevo obstáculo legal al declarar inconstitucional la reforma sanitaria.

En efecto, el día 31 de enero de 2011 el juez Roger Vinson, del Juzgado Federal del Distrito Norte de Florida, publica su sentencia State of Florida v. United States Department of Health and Human Services et al. una larga resolución de setenta y ocho páginas propina un severo varapalo a la normativa federal, dado que a diferencia de su homólogo virginiano, que únicamente había anulado por inconstitucional parte del texto legal, la sentencia del juez Vinson declara inconstitucional toda la ley. El juez nos informa en las líneas iniciales de su resolución que tan sólo minutos después de que la ley fuera sancionada por el Presidente, fue impugnada judicialmente por veintiséis estados, por dos ciudadanos particulares y por la National Federation of Independent Business. Creo que el magistrado acierta totalmente cuando matiza al comienzo de su sentencia que no se trata de verificar el acierto o desacierto de la normativa (o, por decirlo en términos de nuestro ordenamiento, de enjuiciar el “acierto y oportunidad” de la reforma), o si es un instrumento adecuado para mejorar el sistema federal de salud, sino de nada más y nada menos que del propio sistema federal, planteando el caso diversos interrogantes constitucionales relacionados con el sistema (“this case is not about whether the Act is wise or unwise legislation, or whether it will solve or exacerbate the myriad problems in our health care system. In fact, it is not really about our health care system at all. It is principally about our federalist system, and it raises very important issues regarding the Constitutional role of the federal government”). Así, el juez no duda en acudir a las páginas de una obra clásica como El Federalista, y a casos como Marbury v. Madison y McCullough v. Maryland para analizar la filosofía del federalismo norteamericano. Posteriormente el magistrado hace en su larga sentencia un análisis histórico-jurisprudencial en torno a la Commerce Clause, concluyendo que la norma legal impugnada no puede ampararse en dicha cláusula.

Anuncios

3 comentarios el “UN JUZGADO DE FLORIDA ANULA POR INCONSTITUCIONAL LA REFORMA SANITARIA DE OBAMA.

  1. Otro maravilloso ejemplo de la absoluta superioridad del sistema difuso de control de constitucionalidad(rapidez, verdadera independencia judicial, amplia legitimación activa, etcétera) frente al politizado, lento y dependiente sistema concentrado del control de constitucionalidad, ¿algún día aprenderemos?

  2. Mucha hojarasca procesal, pero, desde luego que poco tiene que ver el Derecho con la Justicia.
    Resulta infame,sean la que sea la leguleya aplicable, aquí y en Mozambique, que se anule una ley que pretende otorgar el derecho a la seguridad social a todos.
    Considero absolutamente degenerado e interesado ese fallo, y me da igual quien lo emita. Es más, deberían responder por sus actos estos indignos jueces.

    Espero que nunca tengamos que enfrentarnos a una situación así en España, aunque algunos parece que os guste.

    • Alegret, desde el más profundo respeto hacia tu intervención, creo que estás profundamente equivocado y que incurres en el mismo error en el que criticas a los jueces, amén de que partes de una premisa equivocada cuando dices que la ley pretende “otorgar el derecho a la seguridad social a todos”. Vayamos por partes:
      1) La ley no pretende ni otorgar el derecho a la seguridad social a todos ni tan siquiera establecer un sistema de seguridad social (algo que expresamente descartó el propio Obama en su discurso ante el Congreso en defensa de la norma). Lo que la ley hace es imponer a todos los ciudadanos la contratación de un seguro sanitario con unas coberturas de salud mínimas establecidas por ley.
      2) El juez no ataca la bondad o maldad de la ley, sino la adecuación de la misma a Derecho (la norma se elabora al amparo de la “commerce clause”). Si lo que pretendes con tu intervención (al menos, eso es lo que yo interpreto, aunque reconozco que puedo haberme equivocado) es decir que determinadas leyes, aunque vulneren formal y materialmente la Constitución, deben mantenerse en vigor simplemente por la bondad del fin que persiguen, destruiríamos el derecho positivo para reinstaurar el derecho natural, con los riesgos que ello conlleva (¿cómo decidimos si una ley es “buena” o “mala”?.
      En el fondo, creo que tu posición es la misma que sostenía Thomas Jefferson allá por el año 1803 (los jueces deben someterse totalmente a la voluntad del legislativo) frente a las tesis esgrimidas por John Marshall (para quien el único guía del juez debía ser la Constitución y el ordenamiento jurídico).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s