ESTADÍSTICAS Y DATOS DEL TRIBUNAL SUPREMO DE LOS ESTADOS UNIDOS A LO LARGO DEL AÑO JUDICIAL 2010-2011

La imprescindible bitácora SCOTUSBlog, dedicada exclusivamente a difundir y analizar la jurisprudencia del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, ha publicado el pasado día 1 de julio, como viene siendo habitual cada año, el resumen de la actividad del alto tribunal durante los últimos nueve meses, cuyo enlace ofrecemos al lector interesado. En apenas seis páginas, desciende hasta un nivel de detalle ejemplar, no sólo poniendo al alcance del interesado los datos referentes al último año judicial, sino incluso contrastándolo con los años precedentes. Algunas de las conclusiones a las que se puede llegar son las siguientes:

I.- Consolidación del número de asuntos cuyo conocimiento acepta el Tribunal Supremo. En los años ochenta el número llegaba a los casi ciento treinta, sin embargo, a comienzos de los noventa apenas sobrepasaba los cien (años 90-92), para descender a los poco más de ochenta (años 93-94 y 96), con un inusual repunte en el año 1997. Desde 1998 el Tribunal Supremo se mueve en torno a los 75 casos resueltos por año.

II.- Elevado índice de sentencias estimatorias rectificando los órganos inferiores. En el 70% de los casos el Tribunal ha rectificado el criterio del órgano judicial inferior.

III.- Peculiar batalla jurídica con el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito. En efecto, casi un tercio de los asuntos proviene de asuntos que tienen su origen en dicho órgano judicial. El porcentaje de sentencias estimatorias de recursos procedentes de dicho origen es ligeramente superior al de la media general (73%).

IV.- Mayorías. Sólo una quinta parte de los casos se resuelve por una mayoría de 5-4; prácticamente el mismo porcentaje de casos se ha resuelto por sentencias que gozaron del apoyo unánime de los magistrados, mientras que un 12% de los asuntos se resolvió por una amplia mayoría de 8-1. Los asuntos resueltos por amplia mayoría suponen en principio una decisión clara que raramente será objeto de revisión, cuando menos a corto plazo, mientras que la doctrina vertida en decisiones tomadas por una mayoría ajustada (5-4) pueden ser objeto de rectificación simplemente con que uno de los magistrados que formen parte de la mayoría abandone el Tribunal.

V.- Decisivo papel del magistrado Anthony Kennedy. En el 88% de los casos en que las decisiones se toman por una mayoría de 5-4, Anthony Kennedy forma parte de la misma, es decir, que se encuentra en la privilegiada situación de tener en su mano la llave para la resolución de un asunto. No obstante, en el 63% de las ocasiones, Kennedy se orienta hacia el ala conservadora del Tribunal (no en vano Anthony Kennedy es el segundo magistrado más veterano, al haber sido designado por Reagan en 1987; únicamente Antonin Scalía le aventaja por unos meses, dado que fue elegido magistrado a finales de 1986). Kennedy hereda, así, el papel que hasta su renuncia desempeñaba Sandra Day O´Connor, quien a su vez había heredado la posición de Lewis Powell.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s