UN COMIENZO DE 2015 MUY….VIENÉS!!!

Viena

Este año 2015 del que han transcurrido ya las primeras horas ha comenzado para mi de forma algo peculiar, porque Viena ha estado presente en todo momento. No la Viena actual, sino la nostálgica capital del vasto imperio danubiano que implosionó súbitamente en 1918. Y ello por varias razones que paso a enumerar:

I.- La música: Concierto de año nuevo. No es una novedad ni un secreto que quien suscribe mantiene la inalterada tradición de comenzar cada nuevo año visionando el Concierto de Año Nuevo ofrecido por la Orquesta Filarmónica de Viena desde el Musikverain, y que este año contó con la batuta de Zubin Mehta. En ocasiones anteriores ya hemos hecho referencia al origen y desarrollo de este acontecimiento, que precisamente este año cumple los tres cuartos de siglo de existencia.

II.- El almuerzo: Salchichas y café vienés. Tras el concierto, en la mesa me encontré con la inesperada sorpresa de encontrarme entre la comida salchichas vienesas, y de sobremesa un café vienés. Parece que la sombra de la capital danubiana me persigue el día de hoy.

III.- El cine de sobremesa: dos films clásicos sobre Johan Strauss jr. Después de la comida, he visto un par de biopics sobre Johan Strauss, cuyos valses constituyen el tronco medular del concierto de año nuevo. El primero (aunque segundo cronológicamente) es el que en 1938 dirigiera el francés Julien Duvivier con el título de The great waltz, y protagonizado por el también francés Fernand Gravey en el rol del compositor austríaco. Confieso que este es uno de esos casos en los que una película vista hace muchos años y que se tenía en un pedestal no ha resistido el peso de un nuevo visionado. En efecto, vista de muy niño (apenas tenía los quince años la única vez que la había visto) la tenía en muy alta estima, y sin embargo, vista con los ojos de hoy, no pasa de ser un entretenido divertimento bastante poco fiel a la historia (aunque, forzoso es decirlo, la propia película lo reconoce abiertamente al inicio de la misma) de la que únicamente se respeta la existencia de que el segundo Strauss mantuvo una relación extramatrimonial con la cantante de ópera Carla Donner. Es un film que abusa en exceso de los números musicales para el lucimiento de la actriz principal, y que en ocasiones puede llegar a resultar cansino, pero que con todo merece la pena por las notas de humor que salpican el film y, sobre todo y por encima de todo, por la brillante y muy lograda secuencia en la que Strauss va componiendo su vals Cuentos de los bosques de Viena precisamente en un paseo en carroza por dicho lugar, inspirándose en los distintos sonidos del bosque (traqueteo de la carroza, cantos de los pájaros, cuernos de los pastores). Con todo, tiene alguna que otra carencia que la segunda de las películas intenta suplir.

El segundo film se titula Waltzes from Viena, y se había rodado en Inglaterra cuatro años antes, bajo la dirección nada más y nada menos que de Alfred Hitchcock, siendo uno de los films menos apreciados por el director y rodados en su etapa británica. Este film es también un biopic bastante fantasioso, pero si al igual que el anterior está salpimentado con bastantes notas de humor, en esta ocasión existe una diferencia fundamental que hace que el visionado de esta película sea mucho más delicioso: aquí tiene un protagonismo notable el compositor Johann Strauss sr (encarnado por el actor Edmund Gwenn), personaje que en el anterior film ni tan siquiera se le menciona. Y es que uno de los alicientes de esta película es el conflicto paterno-filial, ocasionado en no pocas ocasiones por los celos paternos ante el despunte del hijo. Con todo, hay una secuencia que me parece magistral, que es precisamente con la que finaliza la película. Cuando el hijo ya ha visto reconocida su valía, una niña acude al viejo compositor y padre del nuevo ídolo a que le firme un autógrafo, a lo que éste estampa un “Johann Strauss”, pero cuando la niña ya se marchaba, Strauss le pide que vuelva, y añade lentamente la expresión “senior”, dando a entender que no sólo reconoce, sino que respeta con orgullo la fama de su hijo y que ahora son dos los miembros de la familia dedicados a la composición. Por cierto, que esta película puede encontrarse íntegra (en versión original inglesa, claro está) en youtube, y como tal se la ofrecemos al lector interesado:

IV.- La literatura: La marcha Radetzky. Visto que el encanto de Viena me persigue, he decidido releer La marcha Radetzky, la clásica novela de Joseph Roth a la que igualmente le hemos dedicado un análisis con anterioridad. Novela crepuscular, narra la saga de tres generaciones de la familia Trotta: el que en la batalla de Solferino salva la vida al joven emperador Francisco José; el hijo del “héroe de Solferino”, burócrata imperial protegido por la memoria de su progenitor; y el hijo del funcionario, nieto del primero, que es obligado por su padre a entrar en el ejército, en el que malvive a la sombra de su apellido. En pocas obras como en ésta (quizá tan sólo en las de Stephan Zweig) puede verse con tanta claridad la descomposición de toda una época y el ocaso de un imperio secular como el austrohúngaro.

V.- El derecho: los maestros del derecho público. Ya puestos, y para que Viena no desaparezca este primer día ni tan siquiera del mundo jurídico, me he prometido iniciar la lectura de los Maestros alemanes del derecho público, del profesor Francisco Sosa Wagner que, si bien se concentra principalmente en juristas germanos, no deja de referirse a algunos de los principales juristas austríacos, sobre todo a Hans Kelsen.

En definitiva, un comienzo de año muy vienés, que quizá pueda chocar para alguien como el autor de estas líneas, tan apasionado por la cultura anglosajona. Pero, en fin, de vez en cuando conviene hacer alguna que otra variación.

Anuncios
de Monsieur de Villefort Publicado en Cultura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s