EL “BREXIT” PROFETIZADO POR SIR HUMPHREY APPLEBY A MEDIADOS DE LOS SETENTA.

Sir Humphrey Appleby

En uno de los episodios de la magnífica serie británica Yes, minister, centrada en la vida interna del ficticio Ministerio de Asuntos Administrativos, sir Humphrey Appleby, secretario permanente del sufrido ministro James Hacker, explicaba a éste los entresijos de la política exterior británica en lo que se refiere a la Unión Europea. Cuando el ingenuo ministro pregunta a su secretario: “Sure the Foreign Office is pro-Europe, isn´t it?” (Pero el Ministerio de Asuntos Exteriores no es pro-europeo?), el Secretario le contesta con un “Yes and no, if you forgive the expression” (Sí y no, si me perdona la expresión). Y a continuación tiene lugar esta larga explicación que, no por ser divertida y estar incluida en una serie de política-ficción deja de tener un evidente poso de realidad:

The Foreign Office is pro Europe because it is really anti Europe. The Civil Service was united in its desire that united market didn´t work. That´s why we went into it […] Minister, Britain has had the same foreign policy objective for at least the last five hundred years: to créate a disunited Europe. In that cause we had fought with the dutch against the spanish, with the germans against the french, with the french and italians against the germans and with the french against the germans and italians. Divide and rule, you see. Why would we change now, when it worked so well.  We had to brake the all thing up, so we had to get inside. We tried to brake up from outside, but it didn´t work. Now that we are inside we can make a complete big pig breakfast with the all thing. (El Ministerio de Asuntos Exteriores es proeuropeo porque en realidad es antieuropeo. El Civil Service está unido en el objetivo de hacer que el mercado común fracase. Por eso nos incorporamos. Señor ministro, Gran Bretaña ha tenido el mismo objetivo en su política exterior durante al menos los últimos quinientos años: crear una Europa dividida. Por ello luchamos con alemanes contra españoles, con alemanes contra franceses, con franceses e italianos contra alemanes y con franceses contra alemanes e italianos. Divide y vencerás. Por qué cambiar las cosas cuando han funcionado tan bien. Teníamos que romperlo todo, por eso teníamos que incorporarnos. Tratamos de hacerlo desde fuera, pero no funcionó. Ahora que estamos dentro, podemos hacer un estropicio)

He aquí el divertido momento de la serie:

En otra secuencia de la misma serie, se contiene el siguiente diálogo entre el Ministro y el Secretario Permanente, aunque en esta ocasión el núcleo de la controversia no es el papel de Gran Bretaña en la entonces aún denominada Comunidad Económica Europea, sino el motivo por la que ésta se ha instituido. Ante ello, tiene lugar el siguiente diálogo:

MINISTRO: To strenghen the brotherhood of free western nations (Para reforzar la hermandad de las naciones libres occidentales).

SECRETARIO: Really? We wanted to screw the french by splitting them off from the germans? (Usted cree? Queríamos fastidiar a los franceses apartándoles de los alemanes)

MINISTRO: Well, why did the french go into it then? (Entonces por qué se incorporaron los franceses)

SECRETARIO: To protect its inefficients farmers from comercial competition. (Para proteger a sus ineficaces granjeros de la competencia comercial)

MINISTRO: Well, sure that doesn´t apply to the germans. (Bien, pero eso seguro que no es predicable de los alemanes)

SECRETARIO: No, they wanted to claim themselves from the genocide and applied from readmision to the human race (No, quieren lavarse las culpas del genocidio y solicitar la readmisión al género humano)

De nuevo, ofrecemos al lector el momento concreto de este diálogo.

Lo cierto es que, como hemos indicado, tras esa puesta en escena subyace una idea esencial que informa la política exterior británica: su autonomía e individualidad frente al exterior. Téngase en cuenta que si, es cierto que Gran Bretaña se incorporó en la Unión Europea y que desde la European Communities Act de 17 de octubre de 1972 ha incorporado el derecho comunitario a su ordenamiento interno, por lo que ha tenido que efectuar profundos cambios incluso a nivel constitucional a resultas de exigencias normativas comunitarias, siendo una de las más visibles la creación del Tribunal Supremo del Reino Unidos, institución desconocida que ha pasado a ejercer las competencias judiciales que hasta su creación ejercía la Cámara de los Lores.

Con todo, deben hacerse algunas observaciones a la situación, máxime teniendo en cuenta que la prensa está silenciando un dato esencial: no es el primer referéndum celebrado en Gran Bretaña sobre la permanencia en la Unión Europea.

1.- En efecto, siendo Primer Ministro británico el laborista Harold Wilson se convocó el día 5 de junio de 1975 un referéndum en Gran Bretaña, para que el electorado manifestase su opinión de acuerdo con la siguiente pregunta: “El Gobierno ha anunciado los resultados de la renegociación de las condiciones del Reino Unido como miembro de la Comunidad Europea. Cree que el Reino Unido debe permanecer en la Comunidad Europea (Mercado Común).” Tanto el Primer Ministro como la líder de la oposición conservadora, Margaret Thatcher, abogaban por el voto al sí a la permanencia. Celebrada la votación, una amplia mayoría de votantes, en concreto 17.378.581 votos que suponían el 67,23% apoyaron la permanencia, mientras que 8.470.073 sufragios que representaban al 32,77% del electorado votaron por la salida. Ello debe llevar a la reflexión porque, en primer lugar, existía una amplia mayoría favorable a la permanencia en las instituciones comunitarias, pero si uno lo analiza fríamente verá que existe un sólido bloque de casi un tercio de la población reacia a la integración.

2.- Los noticiarios no paran de referirse “plazo mínimo” de dos años para la efectiva desconexión de los ingleses. Ahora bien, si uno echa un vistazo al artículo 50 del Tratado de la Unión Europea comprobará que el plazo de dos años no es un plazo mínimo, sino máximo, es decir, en defecto de acuerdo entre las partes. Porque, una vez que el estado comunique su intención de retirarse, la Unión deberá celebrar con dicho estado un acuerdo que establecerá la forma de su retirada y el marco de sus relaciones futuras, estableciendo en el apartado tercero de dicho precepto que: “Los Tratados dejarán de aplicarse al Estado de que se trate a partir de la fecha de entrada en vigor del acuerdo de retirada o, en su defecto, a los dos años de la notificación a que se refiere el apartado dos, salvo si el Consejo Europeo, de acuerdo con dicho Estado, decide por unanimidad prorrogar dicho plazo.” Por tanto, el plazo de dos años es el fijado como máximo con carácter subsidiario y, aunque cabe prorrogar el mismo, en la actual situación se hace muy difícil, pues la ampliación del mismo exige no sólo acuerdo con el Estado, sino unanimidad de los miembros que, a la vista de las declaraciones, no parece que los distintos Estados vayan a poner facilidades para ello.

Es evidente que la Unión Europea goza de un claro déficit de legitimidad. Su construcción se efectuó a impulso de las élites políticas nacionales, sin consulta alguna a la ciudadanía, y mucho menos sin explicaciones claras sobre el particular. Y de aquellos polvos, vienen estos lodos.

Con todo, no deja de ser paradójico que una serie británica rodada a mediados de la década de los setenta del siglo XX haya expresado de forma hilarante pero a la vez sin merma del rigor, los objetivos últimos de la política británica en relación a Europa.

Anuncios

Un comentario el “EL “BREXIT” PROFETIZADO POR SIR HUMPHREY APPLEBY A MEDIADOS DE LOS SETENTA.

  1. La verdad que el comentario, la serie y el corte de la misma no tiene desperdicio. Si bien la serie de TV está realizada en plan irónico/sarcástico, está a la orden del día. Felicitaciones por el artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s