UNAS ESTUPENDAS JORNADAS SOBRE LA REFORMA ADMINISTRATIVA EN EL COLEGIO DE ABOGADOS DE OVIEDO.

Jornadas

Hoy día ocho de julio de dos mil dieciséis tuve la fortuna de poder asistir a las Jornadas sobre los efectos prácticos de la nueva regulación del procedimiento administrativo: la responsabilidad patrimonial y derecho sancionador (Leyes 39/2015 y 40/2015), que se celebraron en el Salón de Actos del Colegio de Abogados de Oviedo. Tales jornadas no sólo fueron magníficas por la calidad de los ponentes, sino por el carácter eminentemente práctico centrado en los aspectos novedosos de la nueva legislación orgánico-procedimental de las Administraciones, sino por apuntar directamente a los potenciales focos de conflicto que la regulación cuya entrada en vigor se avecina puede ocasionar. Ninguna prueba mejor del éxito de las jornadas que el numeroso público asistente, que dejó literalmente lleno el Salón de Actos.

Humildemente, quien suscribe desea poner de relieve varios aspectos de lo que a mi juicio fue un auténtico modelo de cómo ha de celebrarse una jornada:

1.- Es muy de agradecer que los cuatro ponentes echasen mano de las nuevas tecnologías, utilizando presentaciones en formato PowerPoint como apoyo de sus ponencias. No sólo es de agradecer, sino que es coherente con la nueva regulación legal, puesto que si ésta pretende eliminar el papel implantando el expediente digital, nada más apropiado que acudir a medios electrónicos como complemento de las conferencias. Dicho sea en honor de los cuatro ponentes, dado que, como he indicado en una ocasión, algún magistrado existe que continúa redactando sus resoluciones a bolígrafo y en folio.

2.- Aunque el núcleo de las jornadas se centraba en los efectos prácticos de la nueva regulación, los cuatro ponentes (ignoro si mediando acuerdo o fruto de la pura casualidad) supieron repartirse perfectamente la tarea en dos bloques homogéneos. Así, mientras Antonio Arias Rodríguez y David Ordóñez Solís (a quien, por cierto, desde esta bitácora se agradece que mencionase de forma expresa al juez norteamericano Richard Posner, una de las voces más relevantes y con más predicamento de la judicatura norteamericana) incidieron fundamentalmente en los aspectos vinculados a la eliminación del papel y la implantación del expediente digital, Lourdes Morate Martín y José Ramón Chaves García prefirieron optar por un análisis específico de las novedades más relevantes tanto en el procedimiento general como en los procedimientos administrativo sancionador y de responsabilidad patrimonial.

3.- De las jornadas quedó bien claro que, pese a la decidida apuesta por los medios electrónicos y telemáticos tanto en la Administración stricto sensu como en la de Justicia, ello no deja de plantear curiosos interrogantes, sobre todo en materia de notificaciones, así como inquietantes perspectivas, siendo la más evidente el hecho de que mientras para el grueso de los ciudadanos el día 2 de octubre de 2016 (es decir, a la vuelta de la esquina) el medio ordinario de relacionarse con la Administración será el electrónico, quedando desterrado el papel (salvo para un sector de la población que, como acertadamente indicó David Ordoñez, es francamente “residual” y en constante retroceso numérico debido a que porcentualmente casi el ochenta por ciento de la población utiliza ya este tipo de utillaje), no queda bien claro que los entes públicos menores puedan cumplir en plazo esa obligación, dándose así la paradoja de que si para el grueso de los ciudadanos se impone la relación por vía telemática con carácter preceptivo, la legislación, generosa en extremo con los entes públicos, le permite adaptarse a ritmo no de Aquiles, sino de tortuga, puesto que demora la entrada en vigor de ciertas previsiones normativas hasta dos años después de la publicación oficial de las leyes que, en expresión acertadísima de José Ramón Chaves, han de calificarse como “siamesas”.

La verdad es que a quienes se encuentran colegiados en una vecina ciudad costera sita veintiocho kilómetros al norte, a la vista de las infraestructuras, de los medios e incluso de las vituallas con que se obsequió a los asistentes, la distancia que separa a ambas corporaciones profesionales habría de medirse no en unidades del sistema métrico decimal, sino en unidades astronómicas de años-luz. Porque si uno compara la magnífica sede colegial ovetense, su impoluto estado, su amplio salón de actos adaptado a las nuevas tecnologías, únicamente puede sentir lástima cuando contempla la raquítica, insuficiente e inadecuada sede colegial gijonesa, cuya ubicación únicamente se explica por motivos sentimentales y totalmente ajenos a la realidad práctica, algo que si es comprensible a nivel humano, es absolutamente criticable desde otros puntos de vista (pues, como bien decía Michael Corleone en El Padrino III: “amistad y negocios: aceite y agua.”). La sorpresa fue aumentando cuando a la entrada del salón de actos, a las personas inscritas que acudían se les hizo entrega de una edición de bolsillo de las dos leyes objeto de los comentarios, cuando en el caso de las jornadas que se celebran en Gijón el único obsequio que se suele recibir, y no siempre, a los inscritos es con los buenos días. Pero el culmen llegó cuando en el momento de la pausa para café, en la propia sede se obsequió a los asistentes con café, zumo y un delicioso surtido de pastelillos y bollería, algo que contrasta con la oferta del servicio de catering existente en la corporación gijonesa, donde lo único que se ofrece al público son buñuelos de viento, mas sin los buñuelos. Un colegio, en fin, donde el profesional está informado mediante las oportunas circulares de los torneos de mus, gymkanas, viajes a Covadonga y temas tan indispensables para el ejercicio profesional como los descritos…..pero donde se “olvida” de informar sobre cuestiones como el nuevo régimen de la casación contencioso-administrativa, que a los miembros de la Junta deben parecerles una cuestión lúdico-festiva ajena totalmente a la abogacía.

En definitiva, unas magníficas exposiciones donde se dieron la mano la prodigiosa erudición, la orientación práctica y el envidiable sentido del humor de los ponentes. Todo un acierto de los organizadores y un privilegio para los asistentes. De matrícula de honor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s