TRÁMITES SUPERFLUOS Y PRÁCTICAS IRREGULARES EN EL PROCESO LABORAL.

impaciencia

Existen muchas normas y actuaciones tanto procesales como administrativas cuya única razón de ser es la inercia histórica y el tradicional “horror al cambio” que caracteriza a nuestros órganos tanto de la Administración como del Poder Judicial. A lo anterior se añaden prácticas que no ya un jurista, sino un simple ciudadano con un mínimo de sentido común es consciente de que son un ejemplo de funcionamiento anormal, pero que los encargados de gestionar el trámite o servicio mantienen impertérritos pese a ser conscientes del carácter defectuoso o deficiente de su actuar.

La mañana de hoy, quien se dirige a ustedes a través de estas líneas hubo de padecer la tortura de estar desde las diez menos cuarto hasta la una para asistir a una vista en un Juzgado de lo Social que, finalmente, terminó suspendiéndose porque la parte demandante había solicitado una prueba testifical con tan poca antelación que el magistrado se vio obligado a suspenderlo. Pese a lo surrealista de la situación, vamos a analizar uno por uno los trámites, procedimientos, vericuetos y similares que impone la normativa laboral para ulteriormente ver las corruptelas y desviaciones que se añaden a lo anterior, logrando en ocasiones que el caos sea un ejemplo de organización.

1.- Exigencia de la conciliación administrativa previa sin necesidades objetivas que la justifiquen. La conciliación previa, como trámite administrativo previo al ejercicio de acciones en el orden social, fue establecido mediante el Real Decreto 2756/1979 de 23 de noviembre donde, quien tenga curiosidad, comprobará que en el artículo décimo establecía que las partes podrían ir acompañadas de “un hombre bueno” (sic). Dicha conciliación previa, antaño desarrollada por el Instituto Nacional de Mediación, Arbitraje y Conciliación, es llevada a cabo en la actualidad por las Comunidades Autónomas, que han creado organismos tan similares al estatal que incluso algunas les han respetado el nombre (en el caso del Principado de Asturias, se muta el carácter de “Instituto Nacional” degradándolo a simple “Unidad”, manteniendo el resto de términos). En la actualidad, no es que el mantenimiento de este trámite diste de estar justificado, sino que en la práctica su utilidad es prácticamente nula. Es revelador que la Ley 39/2015 de 1 de octubre, de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, haya prescindido de las reclamaciones previas a la vía civil y laboral “debido a la escasa utilidad práctica que han demostrado hasta la fecha y que, de este modo, quedan suprimidas” (Exposición de Motivos, V). Pero lo que no vale para las Administraciones por inútil, ha de serlo para los particulares. Toda una declaración de principios que recuerda el viejo refrán: “consejos vendo, que para mí no tengo.”

2.- La conciliación judicial previa al juicio. Por si no fuera suficiente una, en el orden jurisdiccional social son dos las conciliaciones que se llevan a cabo: la primera, extrajudicial (ante un órgano administrativo), y la segunda, la judicial, que se celebra ante el Letrado de la Administración de Justicia (artículo 82 de la Ley 36/2011 de 10 de octubre). De nuevo se incluye un trámite procesal cuya utilidad es nula, puesto que si las partes quisieran haber llegado a un acuerdo lo hubiesen hecho sin necesidad de conciliaciones administrativas o judiciales, dado que tanto los árbitros como los Letrados de la Administración de Justicia se limitan a inquirir si existe o no voluntad de llegar a acuerdo, sin que tengan papel alguno de mediación. ¿Consecuencia práctica? Se cita a las partes a una hora bien temprana en las dependencias judiciales para que comparezcan ante el Letrado de la Administración de Justicia para que una vez constatada de nuevo la inutilidad de un trámite que nadie sabe por qué se mantiene, se requiera a las partes a que ejerciten de nuevo el músculo de la paciencia en los lóbregos pasillos a la espera del acto de la vista.

3.- La imposible agenda judicial de los Letrados de la Administración de Justicia de los Juzgados de lo Social. Aun siendo conscientes de que están perpetrando una auténtica tomadura de pelo para Magistrados, Jueces, Abogados, Graduados Sociales, trabajadores, empresas e incluso a ellos mismos, quien acuda ante un Juzgado de lo Social debe pensar que quienes se dediquen a tal rama del ordenamiento deben exponer sus argumentos, valorar la prueba (que, a diferencia del orden civil, se aporta en el acto de la vista), interrogar a los testigos y recapitular en conclusiones a una velocidad de palabra cercana a los trescientos mil kilómetros por hora. Porque la diferencia entre el inicio de un pleito y el comienzo del siguiente apenas llega a los diez minutos. Hoy, por ejemplo, el Juzgado de lo Social de cierta villa marinera tenía fijadas vistas cuya duración el Letrado de la Administración de Justicia de dicho órgano judicial había previsto en…….dos minutos. Increíble pero cierto. Consecuencia: como se fijan quince pleitos a celebrar ese día, basta que uno sobrepase el tiempo previsto (lo que no será difícil) para que se lastre toda la jornada, no siendo infrecuente que las sufridas partes, sus defensores y Su Señoría deban permanecer hasta avanzadas horas de la tarde. Por cierto, como anécdota reveladora, no ha mucho que estos ojos que se ha de tragar la tierra contemplaron a cierto Letrado de la Administración de Justicia expresar en voz alta su impaciencia ante el retraso en la consulta de un centro de salud, cuando lo cierto es que en el sector médico las citas son programadas con una duración similar a la que los antaño denominados Secretarios Judiciales fijan para la celebración de las vistas. Un ejemplo de coherencia……

En definitiva, que se conserva lo que no es necesario conservar y no se conserva lo que sí es necesario mantener. Un axioma que describe a la perfección este país (todavía) llamado España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s