PIDEN LA RETIRADA DE “RIGOLETTO” Y “DELILAH” POR DENIGRAR LA IMAGEN DE LA MUJER.

rigoletto

Rigoletto puede tener los días contados, cuando menos en la capital del Principado de Asturias, y lo mismo ocurre con Delilah, el clásico tema de los sesenta que tantas veces ha sido tarareado y versionado. Y es que el Observatorio para la Prevención del Tratamiento Intolerable hacia la Mujer en Asturias (O.P.T.I.M.A) ha elevado un informe al consistorio ovetense instándole a adoptar las medidas necesarias para que la ópera no sea representada en el Teatro Campoamor de Oviedo, donde en principio tenía previsto representarse en la próxima temporada operística, y para que en su próxima visita a Oviedo, el célebre intérprete galés Tom Jones excluya de su repertorio el tema que le ha hecho famoso. Ofelia Michelínez, presidenta del Observatorio, ha sido la encargada de presentar ante los medios el Informe, que fundamenta su pretensión en la “imagen profundamente denigratoria que para la imagen de la mujer transmiten dichas obras, todo ello sin contar con que ambas efectúan una indisimulada apología de la violencia de género absolutamente intolerable en una sociedad democrática avanzada.”

En lo que respecta a la ópera del compositor italiano Giuseppe Verdi, el Observatorio razona en su informe que “el personaje del duque de Mantua representa sin intentar disimularlo el machismo más rancio”, algo que incluso se explicita en las dos arias más recordadas, el Questa o quella y, sobre todo, La donna è mobile. “Si en Questa o quella el duque se jacta ante los cortesanos de un total desprecio hacia las mujeres, que para él no son más que un mero objeto que puede ser desechado como un pañuelo una vez satisfecho el deseo sexual, sin duda alguna es mucho más grave la letra de La donna é móbile, cuyo simple enunciado ya revela la intolerable imagen del género femenino, a quien se considera integrado por seres volubles como pluma al viento y sin capacidad de raciocinio.” Incide igualmente en algo mucho más grave, como que “en mitad de la obra un grupo de cortesanos secuestra a una joven para entregarla al deseo sexual de su señor, y el clímax de la trama lo constituye nada menos que la violación de la protagonista femenina por el duque de Mantua, no es ya que se ofenda gravemente la sensibilidad del espectador, sino que incluso refleja un acto de agresión sexual absolutamente machista e intolerable”. Por ello, el Observatorio plantea abiertamente que se elimine esta obra del repertorio, y que se sustituya por otra menos nociva. El organismo autonómico sugiere abstenerse también de representar otra serie de títulos que transmiten una imagen denigratoria de la mujer, como Don Giovanni, Le nozze di Figaro, Lucia di Lammermoor, e Il barbiere di Siviglia.

De esta crítica feroz no se libran ni temas aún más recientes y populares, como el célebre Delilah, uno de los temas más conocidos del intérprete galés Tom Jones. “Si en el caso de Rigoletto se representa ante el espectador nada menos que una violación, en Delilah se da un paso más en la denigración femenina para justificar nada menos que un crimen de género debido a la ruptura unilateral de una relación afectiva. Es evidente que el público de los años sesenta, gran parte del cual no dominaba el inglés, quedaba subyugado por la belleza de la música, aspecto éste, el musical, en el que el Observatorio no entra por ser ajeno a sus competencias. Pero una vez que gracias a la labor educativa emprendida por los distintos ejecutivos progresistas más del ochenta por ciento de la población entiende perfectamente dicho idioma, no puede tolerarse de forma alguna que una canción justifique el asesinato de una mujer porque ésta haya decidido poner fin a una relación sentimental. No es ya que el hombre hable de “su” mujer, sino que incluso se minimice su criminal acción con un “so before they come and break down the door, forgive me Delilah, I just couldn´t take anymore” simplemente porque la mujer contestase con risas al interrogante sobre los motivos del abandono. Por ello deviene en intolerable que se propalen, aun cuando sea en la aparentemente inocua letra de una canción melódica, comportamientos abiertamente delictivos.” Por tanto, el Observatorio solicita que se prohíba la interpretación de esta pieza ya clásica de la música de los sesenta

Desde el gobierno municipal se ha intentado de alguna forma dulcificar la situación para evitar la adopción de una medida tan drástica. Anastasia Corchea, portavoz del grupo municipal del Partido Unidos Fuimos Oviedo (P.U.F.O.), una de las formaciones que integra el ejecutivo local, ha recibido “con el máximo respeto y consideración” el informe de O.P.T.I.M.A, “que será debidamente estudiado, comprometiéndose este gobierno municipal a adoptar la decisión más equilibrada que permita cohonestar la representación de la obra con la difusión de una imagen de la mujer más acorde con la realidad social del siglo XXI.” Así, en lo que respecta a Delilah, según la edil ovetense “bastaría con modificar o sustituir la letra, algo relativamente sencillo, dado que existe, por ejemplo, una versión del Príncipe Gitano donde, respetando el núcleo esencial del argumento, no existe ningún tipo de ofensa ni de obra ni de palabra hacia la mujer. Ello permitiría, además, mostrar el afecto de la población municipal hacia el colectivo gitano, estrechando lazos y mostrando que no existe el más mínimo atisbo de discriminación racial en esta ciudad.” Dicha formación no ve en modo alguno que ese proceder sea inédito en nuestro país, puesto que recuerda la concejal: “en plena época franquista, el gran intérprete catalán Josep Guardiola (que por represión dictatorial hubo de utilizar su nombre castellanizado) alcanzó justa fama por su impecable versión de Mack el Navaja en la cual el personaje era un vaquero que caminaba sin rumbo por las distintas ciudades y poblados del oeste americano, mutando drásticamente la letra del Mack the Knife que en aquellos mismos años Bobby Darin interpretaba al otro lado del océano, y en el que el protagonista de la canción era un asesino en serie, puesto que en la letra se identificaba incluso a las víctimas del sanguinario y repulsivo personaje.” En lo que respecta a la ópera, la portavoz del P.U.F.O., reconoce que “la situación es bastante más difícil, pues no se trata de cambiar la letra a una simple canción, dado que la alteración más insignificante puede afectar a todo el libreto.” No obstante, no descartó la idea de seleccionar, mediante concurso público, “una nueva letra que, respetando el núcleo o espíritu central de la obra de Verdi, la adecúe a los valores que representa la sociedad plural y democrática en la que vivimos.

Anuncios
de Monsieur de Villefort Publicado en Humor

Un comentario el “PIDEN LA RETIRADA DE “RIGOLETTO” Y “DELILAH” POR DENIGRAR LA IMAGEN DE LA MUJER.

  1. Me parece muy bien la retirada de Rigoleto.
    Ya era hora qoe volviese la censura y como en este caso con razonamientos fundamentados y democraticos, no como cuando la terrible represión franquista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s